Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

La mano de exgobernadores en la elección 2022

Caminos del Mayab Por Martín G. Iglesias

42

Una de las reglas no escritas de la política en los Estados, es que después de haber dejado el cargo como Gobernador, no debes inmiscuirse en temas que tengan que ver con los asuntos políticos del puesto que acabas de dejar.
Aún recuerdo las palabras del expresidente de la República, Enrique Peña Nieto que, en su campaña para llegar a la Presidencia en el 2012, ponía como ejemplo de una nueva generación de políticos y modelo a los gobernadores de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo; de Veracruz, Javier Duarte; de Sonora, Guillermo Padrés; y de Chihuahua, César Duarte; sin saber la realidad de lo que ocurría en esos estados plagados de impunidad y corrupción.
Comento lo anterior, para decir que, en estas próximas elecciones del 05 de junio, los exgobernadores de Quintana Roo andan muy activos en política, pese a que la mayoría dejó cuentas pendientes en el Estado, promesas incumplidas e incremento de inseguridad, así como de la pobreza.
Desde el primer gobernante, Jesús Martínez Ross (1975-1981), a quien puede vérsele en reuniones con los políticos chetumaleños, no importando de qué partido sean, pero la única característica es que sean de la capital; hasta Roberto Borge Angulo (2011-2016), que a través de sus operadores inclina la balanza hacia un lado o hacia el otro en los partidos políticos, todos están en franca campaña de sucesión para este año.
Vemos también a un Mario Ernesto Villanueva Madrid (1993-1999) organizando reuniones en su casa de arraigo domiciliario en residencial “Andara” de Chetumal con aspirantes a la gubernatura; así como escribiendo sus opiniones en sus redes sociales de quién debería ser la o el elegido en tal o cual instituto político; de lo que conviene o no al Estado.
Así mismo, observamos a un Joaquín Hendricks Díaz (1999-2005) operando en el Partido Revolucionario Institucional (PRI) para que su hija Leslie sea la candidata a la gubernatura; además de hacer “amarres” con otros actores políticos que le puedan asegurar las “bendiciones” de ser amigo del gobernante en turno.
Ni qué decir de Félix Arturo González Canto (2005-2011), quien desde el “autoexilio” continúa trabajando con su equipo incrustado en los diferentes partidos y niveles de gobierno para incidir en las elecciones del 05 de junio; él no tiene problemas para inyectarle recursos económicos, materiales y humanos a cualquier campaña, siempre y cuando exista el compromiso de hacer negocios y pagar los favores cuando ella o él candidato ya estén en el cargo.
Estos exgobernadores están dispuestos a mover todas sus piezas en el tablero del ajedrez político al precio que sea, con tal de seguir teniendo influencia y gozando de los beneficios que otorga el poder, a costillas de un sufrido y hambreado pueblo, que nada más no le atina a escoger un buen gobernante.

SASCAB
La virtual candidata a la gubernatura por el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), no debe confiarse de sus correligionarios, pues los que no fueron seleccionados por el CEN de ese partido, ya andan buscando alianzas con otros actores políticos, no importa si alguno de ellos o ellas tengan que regresar al partido de donde salieron. Ahí se las dejo…

Los comentarios están cerrados.