Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

La lucha de los mayas por Jorge Gonzalez Duran

64

Jorge González Durán.- El próximo 30 de julio se conmemorará el aniversario 167de la rebelión maya conocida como “guerra de castas”, que tuvo como escenario la geografía de lo que hoy es el estado de Quintana Roo.

En Quintana Roo, cuando hablamos de culturas indígenas, no nos referimos al pasado, sino que aludimos a pueblos y comunidades vivas y actuantes.

Quintana Roo es una geografía fecundada por los mayas que mantuvieron la fortaleza de su cultura a pesar de la sangrienta guerra social iniciada en Tepich el 30 de julio de 1847, y que finalizó poco más de medio siglo después en la antigua Chan Santa Cruz, la actual ciudad de Felipe Carrillo Puerto.

Finalizada la confrontación violenta con los conquistadores, la resistencia indígena fue cultural… los mayas preservaron su idioma y siguieron practicando sus tradiciones y costumbres, que sobreviven a más de 500 años del descubrimiento de nuestro continente.

La modernidad, que es signo del desarrollo de Quintana Roo, sería estéril si no fuéramos capaces de respetar la identidad y la historia de los descendientes directos de aquellos indígenas que lucharon en la llamada “guerra de castas”.

Uno de los resultados de la lucha de los mayas es precisamente la creación del Territorio Federal de Quintana Roo, el 24 de noviembre de 1902, antecedente del autogobierno que posibilitó la erección del estado, el ocho de octubre de 1974.

En Quintana Roo, como en todo el antiguo territorio donde floreció la milenaria cultura maya, existen vestigios arqueológicos que nos asombran y nos deslumbran, pero más allá de esas piedras ilustres cuyo fulgor no ha deslavado el tiempo, están las comunidades donde viven, trabajan y crean los descendientes de los constructores de esos centros ceremoniales precolombinos.

Los mayas de Quintana Roo son celosos guardianes de una historia y de una cultura que se recrea a casi 500 años de la conquista.

La población maya quintanarroense se diferencia de los demás mayas peninsulares en cuanto a que son descendientes directos de los que lucharon en la llamada guerra de castas.

De alguna manera, se puede afirmar que en el perfil de la sociedad quintanarroense de hoy, los valores de la cultura maya son compartidos por la mayoría de los habitantes de la entidad, cualquiera que sea su origen, porque constituyen no sólo la raíz histórica sino la columna moral de nuestra entidad.

En Quintana Roo, la huella y el espíritu de los mayas está presente desde los lejanos tiempos en que el mito comenzó a fundirse con la  historia.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo