Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

La enfermera Érika Kassandra fue asesinada por su padrastro: PGJE Michoacán

36

Ciudad de México, 15 de diciembre (SinEmbargo).– La Procuraduría General de Justicia de Michoacán informó que Daniel Mendieta Sáenz, padrastro de Érika Kassandra Bravo, encontrada muerta el pasado 6 de diciembre con el rostro desollado y lesiones de arma blanca en el pecho, a una orilla de la carretera Uruapan-Los Reyes, asesinó a la joven enfermera. En conferencia de prensa, el Procurador General de Justicia del estado, José Martín Godoy, reveló que los resultados arrojaron que Érika Kassandra fue asfixiada por su padrastro. El funcionario explicó que tras una discusión, Mirilla Sáenz, de 42 años, comenzó a golpear a su hijastra hasta quitarle la vida. Después metió el cuerpo en la cajuela de un automóvil Sentra, propiedad de la madre de Kassandra, y la llevó hacia un paraje donde la dejó el pasado 3 de diciembre. Erika Cassandra Bravo Caro, una joven enfermera de 19 años que estaba desaparecida desde el pasado 3 de diciembre, fue hallada muerta la mañana del sábado 6 de diciembre. Los familiares de Erika informaron en redes sociales que había desaparecido y pidieron apoyo para localizarla. La última vez que la vieron, estaba vestida de enfermera y se dirigía a cuidar a unos bebés. El Procurador de Michoacán rechazó que el asesinato de la joven haya sido obra del crimen organizado. El 8 de diciembre, en rueda de prensa, el funcionario estatal declaró que la línea más sólida de investigación es que se trató de un hecho entre particulares, en donde había conocimiento entre la víctima y el victimario. El asesinato de Erika Kassandra ocasionó múltiples reacciones en Michoacán, incluyendo marchas de diferentes sectores sociales.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo