Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

La crisis del Barcelona se lleva por delante a Zubizarreta y Puyol

42

05 de enero de 2015 • 14:43
La crisis del Barcelona se lleva por delante a Zubizarreta y Puyol

El año 2015 comienza con una crisis en el Barcelona, que aún sin recuperarse de su reciente sanción que le impedirá fichar durante un año, se ha cobrado ya las primeras víctimas en las personas del director deportivo Andoni Zubizarreta y su adjunto, el emblemático Carles Puyol.

En el caso de Zubizarreta, de 53 años y en el cargo desde julio de 2010, fue el club el que informó que había sido cesado, mientras que poco después, Puyol comunico a través de las redes sociales que abandonaba el equipo de toda su vida.

El Barcelona no ha comunicado las razones del cese de ‘Zubi’, el arquero del mítico ‘Dream Team’ que dio al club catalán su primera Copa de Europa en 1992 de la mano de Johann Cruyff, ni tampoco da pistas sobre el nombre del sucesor; solo anuncia que el presidente Josep Maria Bartomeu ofrecerá una conferencia de prensa el próximo miércoles.

Ese encuentro con la prensa (15h00 GMT) será previo a una reunión extraordinaria de la junta directiva (19h00 GMT) para tratar “como único tema del orden del día la sanción impuesta por la FIFA”.

Es probable que esa sanción, impuesta por las irregularidades cometidas en la contratación de menores extranjeros, haya sido el detonante definitivo que haya acabado con Zubizarreta, pero coincide con unos meses de resultados mediocres y varios escándalos en el club.

Bajo la dirección de Zubizarreta, el club logró su cuarta Copa de Europa (2011) y dos Ligas (2011 y 2013), pero los malos resultados en 2014 se han visto acompañados por el fracaso de los fichajes del pasado verano: sobre todo el del desconocido lateral brasileño Douglas Pereira, que apenas cuenta para el técnico Luis Enrique, y el del central belga Thomas Vermaelen, que llegó lesionado y que no podrá jugar, por lo menos, hasta la primavera (boreal).

El cese se produce además al día siguiente de que el Barcelona perdiese contra la Real Sociedad (1-0), una derrota que dolió aún más por cuanto el club azulgrana ya conocía que su gran rival, el Real Madrid, había perdido en Valencia (2-1) y hubiese podido colocarse como líder de la Liga.

La prensa catalana informó este lunes que al presidente Bartomeu no le gustaron las declaraciones de ‘Zubi’ tras la derrota del domingo, en las que se desmarcó de la sanción de la FIFA: “Asumir la responsabilidad es explicar los hechos, cómo se tomaron las decisiones, pero poco tendría que explicar porque el vicepresidente que tenía es el presidente actual”.

Apenas una hora después del comunicado del cese de Zubizarreta, su adjunto desde hace unos meses, Carles Puyol, que hubiese podido ser uno de los sustitutos del director técnico, anunció en Facebook que dejaba la entidad que capitaneó en los últimos años.

“Estos tres meses y medio me han dado la oportunidad de ver el otro lado del club. He aprendido mucho, estoy muy agradecido y, ahora, quisiera experimentar otras cosas desde otra perspectiva y desde otros lugares. Quiero crecer tanto personal como profesionalmente para que, en un futuro, ojalá pueda regresar a esta casa”, dijo Puyol, de 36 años, que accedió al cargo tras retirarse del fútbol en activo al finalizar la pasada temporada.

Pese a que Puyol muestra en su mensaje su “agradecimiento” al presidente y a la directiva por su confianza, la marcha del club de uno de los símbolos de los últimos años, los más exitosos de la historia del club, agudiza la crisis en una entidad en la que afloran viejas rivalidades.

Bartomeu llegó al cargo en enero de 2014, después de que el entonces presidente Sandro Rosell dimitiese tras ser imputado por un juez a raíz de la denuncia de un socio por el verdadero coste del fichaje del brasileño Neymar.

El actual presidente no ha sido elegido por los socios, por lo que muchas voces piden elecciones antes de que acabe su mandato en 2016, entre ellas, las del exmandatario Joan Laporta (2003 al 2010) que ya ha mostrado su interés por volver al cargo.

El panorama deportivo no es sencillo para el club, no a medio ni a corto plazo.

La sanción de la FIFA, que le prohíbe fichar hasta enero de 2016, dejará al Barcelona en inferioridad frente a sus grandes rivales europeos.

En lo inmediato, y pese a que el equipo está aún vivo en todas la competiciones (segundo en Liga a un punto del Real Madrid y clasificado para octavos de Champions), el fin de semana se medirá al vigente campeón, el Atlético de Madrid, y una nueva derrota podría tener consecuencias insospechadas.

Además, las relaciones entre el técnico Luis Enrique y la estrella del equipo, el argentino Lionel Messi, no parecen atravesar su mejor momento, según la prensa deportiva catalana.

Mundo Deportivo informó que ambos discutieron el pasado viernes en el primer entrenamiento de Messi tras las vacaciones navideñas, y que al astro argentino no le sentó nada bien su suplencia del domingo en Anoeta.

La situación de tensión empeoró este lunes después de que el jugador no participase en el entrenamiento, abierto a los niños, por una repentina gastroenteritis, ni en la tradicional visita posterior a niños ingresados en hospitales barceloneses para llevarles regalos en la víspera de los Reyes Magos.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo