Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Juez federal revoca suspensión de 4 partidos a Tom Brady por el caso “deflategate”

55

El Juez de Distrito, Richard Berman sacó el aire al escándalo del Deflategate al borrar la suspensión de cuatro partidos para el mariscal de campo de los New England Patriots, Tom Brady, por el escándalo de los balones desinflados en la NFL.
El magistrado dijo que el comisionado de la NFL, Roger Goodell, se excedió al reafirmar el castigo para la estrella del último Super Bowl. Brady, por su parte, insistió en que no desempeñó ningún rol en una conspiración para sacar el aire a los balones antes del Juego de Campeonato de la AFC de la postemporada pasada, frente a los Indianapolis Colts.
La decisión escrita deja Brady libre para prepararse de cara al juego de apertura de la temporada regular, el próximo 10 de septiembre, frente a los Pittsburgh Steelers.

El dictamen fue sorpresivo para algunos expertos legales que consideraban que Berman estaba meramente presionando a la liga a llegar a un convenio respecto al asunto cuando criticó su manejo de la investigación y la imposición de la medida disciplinaria a lo largo de los últimos ocho meses.
La liga llevó el escándalo hasta la corte en Manhattan de Berman de inmediato, una vez que Goodell confirmó el castigo para Brady de cuatro partidos de suspensión, atacando al pasador por ordenar la destrucción de su teléfono celular y los casi 10.000 mensajes justo antes de ser entrevistado para la pesquisa de la NFL. La unión de jugadores contrademandó, diciendo que Brady no hizo nada malo y pidió a la liga anular la suspensión.

Aunque la investigación de la liga encontró que era “más probable que improbable” que dos empleados de los Patriots desinflaron los balones durante una victoria de New England por 45-7 en enero pasado sobre Indianapolis, no citó ninguna evidencia directa de que Brady estuviera al tanto o lo autorizara.
Goodell, sin embargo, fue más allá del reporte inicial de la investigación, y encontró a finales de julio como resultado de un testimonio ofrecido por Brady y otros que el mariscal de campo conspiró con los empleados e intentó obstruir la pesquisa de la liga, incluyendo al destrucción de su teléfono móvil.

Berman atacó a la liga mientras cuestionaba a uno de sus abogados durante las dos audiencias, citando una carencia de evidencia en contra de Brady y preguntando cómo es que Goodell se decidió por una suspensión de cuatro partidos y no otra clase de castigo.
Además, advirtió a la liga que contaba con el poder para revertir la sanción contra Brady si le parecía que la NFL actuó injustamente al rehusarse a ofrecer al vicepresidente ejecutivo de la liga, Jeff Pash, como testigo pese a que trabajó en la investigación de la NFL.
De todas formas, el dictamen de Berman no necesariamente acaba con la disputa. La liga tiene el derecho de apelar. Durante una audiencia el lunes a la que asistieron Brady y Goodell, el juez anunció que ambas partes trataron de llegar a un convenio en las charlas matutinas. Pero el caso quedó en sus manos y decidió limpiar la sanción de la estrella.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo