Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

José de Jesús Orozco Henríquez renuncia al Consejo Consultivo de la CNDH; van seis

35

Más de 100 días después de la toma de posesión de Rosario Piedra Ibarra como presidenta de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), José de Jesús Orozco Henríquez renunció como consejero del organismo. Hasta ahora suman seis las renuncias de integrantes del Consejo Consultivo, originalmente conformado por 10 personalidades.

El 14 de noviembre pasado se separaron Margarita Ampudia, Mariclaire Acosta, Angélica Cuéllar y María Olga Noriega, y antes lo hizo Alberto Athié. Los cinco dimitieron por considerar que la elección de Piedra Ibarra fue ilegítima.

En la carta de renuncia entregada a la presidenta del Senado, Mónica Fernández Balboa, Orozco Henríquez acusó a Piedra Ibarra de obstruir “las atribuciones del Consejo Consultor” de la CNDH, y de “desapego e inobservancia del marco legal aplicable”.

El exintegrante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) señaló que “lo más grave” entre las presuntas irregularidades cometidas por Piedra Ibarra destacan las “omisiones que se han traducido en que la CNDH no cumpla cabalmente con la misión constitucional de protección de los derechos humanos de las víctimas, en temas tan delicados como el rezago que enfrenta la institución, la prevención y erradicación de la tortura, la atención a migrantes, periodistas y personas defensoras de derechos humanos, así como el acceso a la salud y abasto de medicinas”.

En su carta de renuncia entregada este martes a las 10 horas en la Cámara alta y una hora después en la oficina de Piedra Ibarra, el académico de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) apuntó: “Aspiro a que esta difícil decisión sirva también como un llamado, respetuoso pero enérgico, para que haya una rectificación urgente por parte de la titular de la CNDH, a fin de que permita el debido funcionamiento del Consejo Consultivo, observe escrupulosamente al marco legal aplicable y cumpla diligentemente con la alta misión de protección asignada”.

El documento entregado se acompaña de tres anexos a los que esta reportera tuvo acceso, y en los que se detallan los señalamientos de Orozco Henríquez sobre las irregularidades cometidas en la gestión de Piedra y los obstáculos para que el Consejo Consultivo ejerza sus funciones.

Entre los casos en que se ha impedido la participación de ese órgano resalta el impedimento para “emitir los lineamientos generales de actuación y la normatividad interna de la CNDH”, ante la negativa de Piedra Ibarra de nombrar a visitadores generales

Destaca una carta fechada el 28 de febrero y enviada al presidente de la Cámara de Diputados, Mario Delgado, firmada por cuatro consejeros, donde se desmiente la participación del Consejo Consultivo en el desarrollo y aprobación de los criterios para la elección de consejeros del Instituto Nacional Electoral (INE).

Otro escrito, fechado el 13 de enero, es una relatoría relacionada con una sesión del Consejo del 5 de diciembre pasado, donde consignó sus inconformidades ante la desatención a las recomendaciones de ese órgano y pidió que el documento se integrara al acta de la sesión correspondiente a ese día.

Entre los temas que Orozco abordó en sesiones de Consejo y no fueron atendidas están las “medidas correctivas para erradicar la tortura en México, teniendo en cuenta que el mecanismo legalmente previsto para tal efecto está a cargo de la CNDH”.

El exconsejero hizo énfasis en que los integrantes del Consejo le pidieron a Piedra, sin éxito, “un programa con las medidas técnicas y organizativas para abatir o erradicar el rezago, sin sacrificar la calidad y solidez de las recomendaciones”. Contrario a eso, su gestión se ha distinguido por la reducción “drástica en la atención y resolución de las quejas presentadas, así como en la emisión de recomendaciones”.

En materia de recomendaciones, abundó, Piedra Ibarra sólo ha emitido dos, mientras que en el último año de Raúl González Pérez al frente de la CNDH se formularon 99 documentos recomendatorios, mismos que la actual presidenta “expresó que le parecía muy bajo el número”.

Entre otras cosas, Orozco Henríquez criticó “la acción poco oportuna y eficaz de la CNDH ante los actos, incluso violentos, en contra de las personas y familias migrantes –incluidas niñas y niños no acompañados–, y las omisiones de las autoridades migratorias en cuanto a los procedimientos de asilo, refugio e internamientos legales”, en tanto que el organismo “ha abdicado de la protección oportuna y efectiva de periodistas, así como personas defensoras de derechos humanos, cuya labor continúa estando en alto riesgo”.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo