Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Jorge González Durán.- Don Pancho Bautista (2ª parte)

34

Quintana Roo, el Caribe mexicano, surgió de un sentimiento, de un gozo del corazón, de una herida en la historia.  Es una emoción innombrable. Es una huella en el alma, es un resplandor en la mirada.

El Caribe mexicano, Quintana Roo, es una geografía que se va definiendo en la nostalgia, es un espacio en la memoria de los mayas invictos, es una pasión tejida en el alma de los trashumantes que aquí encontraron paz, pan  y destino.

Quintana Roo es la conjunción de los tiempos en la frente cansada y triste de los ancianos que siempre la concibieron en los sueños de la selva, en los caminos abiertos a machete , en los campamentos madereros, en los hatos chicleros, en los pueblos aislados del litoral y en las comunidades donde los indígenas tejen a diario una historia de voces subterráneas.

El estado, el derecho al autogobierno, se formalizó el ocho de octubre de 1974.  Pero antes, mucho antes, generaciones de quintanarroenses, de habitantes de esta tierra que desde siempre la amaron,  lucharon porque fuera libre, porque fuera soberana, porque tuviera una identidad propia. La identidad Caribe de México.

Las líneas de la mano de este Quintana Roo es la que don Pancho ha rastreado durante largos y fecundos años de ejercer el periodismo.

Yo he visto a don Pancho revisar papeles durante días y semanas y quizá meses y años para tener la fecha exacta de un hecho relevante.

Ha conversado y conversa con los protagonistas de la historia nuestra y su don de gentes y su credibilidad le han abierto la confianza de los que tienen mucho que contar sobre nuestro devenir.

Es un gambusino de la historia que no se cansa hasta dar con el eslabón perdido de algunas de las etapas de la historia quintanarroense que no surgió el 8 de octubre de 1974, fecha de la creación del Estado, ni el 24 de noviembre de 1902 en que se erigió el Territorio Federal.

Aunque tiene el nombramiento de Historiador del Estado, él no es un historiador oficial, sino un historiador a secas, sin adjetivos, pero al que hay que seguir, al que no hay que perderle la pista, porque siempre tiene un descubrimiento que compartir, porque es un hombre leal con sus amigos y generoso con los pocos que alguna vez quisieron  hacerle daño.

El ex gobernador David Gustavo Gutiérrez Ruíz lo amenazó, lo hostigó y lo expulsó de Quintana Roo. Y sin embargo, no le guarda rencor.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo