Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Isleños temen más derrumbes en caso de huracán

14

Sobre un polvorín viven los isleños que residen en el área comprendida entre la Ampliación La Gloria y los edificios del Fovissste. La fuerte erosión del cantil podría provocar derrumbes severos en caso de presentarse un huracán de categoría mayor, tal como sucedió en 1988, cuando la estela de destrucción de “Gilberto” arrasó con un buen tramo de carretera, que hubo de reconstruirse más adentro.

Los trabajos emprendidos para la construcción del andador y la edificación del desarrollo turístico Isla 33 provocaron que las partes más sensibles del cantil hayan sufrido una fuerte erosión, varias rocas se han desprendido y rodado hasta la playa, además que se han formado algunas “cuevas” que dejan debilitado el piso firme de las banquetas, andador e incluso la carretera.

El potente huracán “Gilberto” fue el responsable de que cambiase la fisonomía de Isla Mujeres, en virtud que sus fuertes embates causaron una erosión tal que, tan sólo en Punta Sur, desaparecieron 40 metros y poco faltó para que el adoratorio de la diosa Ixchel quedase destruido, ya que si el acantilado se hubiera desmoronado tres o cuatro metros más las piedras se habrían precipitado al mar, mezcladas con las rocas que cayeron a causa de los salvajes vientos.

Se llevó a cabo un recorrido marino costeando toda la parte oriental de la isla y se pudo constatar que en el tramo comprendido entre la Ampliación La Gloria y los departamentos del Fovissste la erosión ha incrementado de manera considerable después que el huracán “Wilma” azotase la población en el año 2005, cuando partes del cantil se desgajaron y en algunos puntos, enormes rocas calizas se desprendieron y terminaron asentadas en el fondo.

También desaparecieron áreas de playa que tradicionalmente eran puntos de anidación de tortugas marinas y hoy no son más que un montón de piedras.

El de por sí débil acantilado se encuentra actualmente en peores condiciones, ya que la roca caliza que conforma el cantil se ha erosionado severamente en algunos puntos, que curiosamente coinciden con el tramo en que se construyó el andador durante administración reciente y el frente del desarrollo Isla 33, que desde su comienzo ha generado agrias críticas entre las familias que residen más cerca, en virtud que la vibración de la maquinaria pesada empleada para excavar los cimientos provocó grietas y debilitamiento de muros en sus viviendas.

Todo parece indicar que estas mismas vibraciones afectaron de igual manera al cantil, o al menos eso aseguran residentes en la zona, quienes no se explican cómo las autoridades en turno pudieron construir un andador en un área geográficamente tan débil ni con base a qué criterios autorizaron el proyecto Isla 33.

En tanto que los pobladores más antiguos señalan que la erosión es un problema que se ha dado desde siempre, entre otros motivos debido a la naturaleza de la isla, compuesta por roca caliza que se deshace fácilmente ante cualquier fenómeno hidrometeorológico.

Dicen que año con año los vientos del norte, aunados a las corrientes marinas, provocan que la roca se erosione poco a poco, motivo por el que consideran urgente un plan de rescate que permita, si no recuperar, al menos evitar una mayor erosión, antes que los fenómenos naturales terminen por dejarnos sin isla.

“La isla ha perdido mucho de su geografía, sobre todo del lado del mar abierto, hasta el punto que los que tenemos predios en el Altillo hemos perdido más del 50 por ciento de la superficie a consecuencia de los huracanes; en mi caso, mi terreno marcaba en Catastro 30 metros de fondo y a causa de la erosión provocada por los huracanes he perdido casi 20 metros, el problema es que me exigen pagar zona federal por una superficie del mar, que es donde debería estar el fondo de mi predio”, expresó un residente en la avenida Juárez Sur, mejor conocida como el Altillo, quien solicitó el anonimato, “por temor a represalias” (sic).

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo