Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

“Iniciados” de sicarios

21

Cinco meses llevaban trabajando para el grupo delictivo de “Los Pelones” y la ejecución de Josué Humberto Azcorra Martínez era su “iniciación” para convertirse en sicarios. Así lo declararon ante el Ministerio Público del Fuero Común, Fernando Rosas Rocha (a) “Parche” y Jazeth Pérez Rocha (a) “Chabelo” y/o “Chiquilín” y/o “Toro”, ambos miembros del sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” detenidos por la Policía Judicial del Estado (PJE) la madrugada del pasado viernes.
Los dos detenidos fueron consignados hoy por la madrugada por el delito de cohecho y el día de ayer, el Ministerio Público del Fuero Común consignó el expediente iniciado por la ejecución de Azcorra Martínez, para solicitar las respectivas órdenes de aprehensión por el delito de homicidio calificado en contra de los dos inculpados.

Durante las primeras horas de este domingo, el Ministerio Público del Fuero Común ejercitó acción penal en contra de Fernando Rosas Rocha (a) “Parche” y Jazeth Pérez Rocha (a) “Chabelo” y/o “Chiquilín” y/o “Toro” y ambos fueron consignados ante un Juez Penal por el delito de cohecho, por lo que hoy por la madrugada fueron trasladados por la Policía Judicial al Centro de Reinserción Social (Cereso) de esta ciudad.

Ambos eran miembros del sindicato de taxistas “Andrés Quintana Roo” y fueron detenidos la madrugada del viernes por agentes judiciales, como parte de las investigaciones iniciadas tras el homicidio de Josué Humberto Azcorra Martínez, encontrado sin vida el pasado 12 de junio en la colonia Tres Hermanos, con cuatro impactos de bala.

En su declaración ministerial, los dos detenidos dijeron pertenecer al grupo delictivo de “Los Pelones” y Jazeth Pérez Rocha dijo que su función dentro de la organización criminal era la de supervisor de puntos de venta de drogas, mientras que Fernando Rosas Rocha, quien es su primo, se dedicaba a la venta de droga al menudeo, para lo que usaba el taxi que manejaba.

Los dos dijeron que llevaban cinco meses trabajando para el grupo delictivo y la ejecución de Azcorra Martínez era su “iniciación” para convertirse en sicarios al servicio de “Los Pelones”.

Ante la autoridad ministerial, los inculpados dijeron que la ejecución de Azcorra Martínez fue ordenada por sus “superiores”, pues el ahora occiso trabajaba como vendedor de drogas y en varias ocasiones se quedaba con la mercancía o no entregaba el dinero completo, además de que según ellos, “se le había subido”, por lo que decidieron ejecutarlo.

Para hacerlo, le hablaron por teléfono para decirle que querían hablar con él y cuando éste lo hizo, ya nunca más regresó a su casa.

Uno de los detenidos fue a la casa del ahora occiso, para buscar su teléfono celular, el cual le fue entregado por la esposa de éste y, posteriormente, a bordo del mismo taxi lo llevaron hasta la colonia “Tres Hermanos” en la zona continental de Isla Mujeres, en donde le dispararon en cuatro ocasiones, para después retirarse del lugar dejando el cuerpo en medio de la maleza.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo