Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Inglaterra hunde 6-1 a Panamá

67

Como si fuera asunto del destino y no de una competencia, los peores presagios del técnico de Panamá, Hernán Darío Gómez, se hicieron realidad cuando Inglaterra goleó 6-1 al equipo centroamericano con tres tantos de Harry Kane para asegurar su pase y el de Bélgica a los octavos de final. Eso sí, el gol canalero lo marcó un viejo conocido del futbol mexicano, Felipe Baloy, quien a sus 37 años fue un debutante maduro en copas del mundo y por tanto lo celebró como si se tratará de un trofeo. No cualquiera marca en esta competencia, dijo.

Panamá juega su primer Mundial y el Bolillo Gómez había dicho varias veces que, en un buen día, su equipo podía complicar a los rivales, pero que no debía extrañar si era goleado.

Con un calor intenso en Nizhny Novgorod, los panameños lucieron bastante mal, con grandes fallos en un par de situaciones favorables, perdiendo las marcas en las pelotas aéreas, demorando los pases y cometiendo infracciones flagrantes delante del árbitro.

El defensor John Stones abrió el marcador de cabeza a los ocho minutos y volvió a anotar por la misma vía a los 40; Harry Kane rebasó a Cristiano Ronaldo en la cima de la tabla de goleadores con su tercer, cuarto y quinto tantos, incluidos dos de penal, a los 20 y 45, y otro fortuito a los 62. Jesse Lingard convirtió el que completó la goleada con un delicioso tiro desde fuera del área a los 36.

Felipe Baloy, quien acababa de entrar al terreno de juego, marcó el tanto del honor panameño a los 78.

A pesar de la abultada victoria, Inglaterra mostró lagunas defensivas, sobre todo en los primeros minutos, que Panamá no supo aprovechar. Con el marcador todavía en blanco, los canaleros sorprendieron a los ingleses con un contragolpe y Aníbal Godoy tiró a cualquier lado desde una posición inmejorable. Román Torres también pateó afuera desde cerca en el complemento.

Cuando Inglaterra se asentó en el terreno comenzaron los ataques.

Cada jugada con pelota detenida dio lugar a escenas de lucha libre en el área panameña, en la que los defensores se aferraban a sus rivales. Dos de esas acciones fueron castigadas con penales, por faltas de Fidel Escobar y Aníbal Godoy, que Kane convirtió con remates idénticos, altos, a la derecha del arquero.

Inglaterra llegó también jugando y el gol de Lingard fue producto de una bonita combinación con Raheem Sterling.

Los ingleses jugaron a media máquina en el complemento, pero de todos modos marcaron otro gol, cuando Ruben Loftus-Cheek pateó desde afuera del área, el balón rebotó en Kane y descolocó al arquero Jaime Penedo.

Kane marcó un tanto de diferencia con Cristiano en la tabla de artilleros. El portugués tiene cuatro.

Baloy, uno de los históricos de la selección y su capitán, anotó tirándose hacia adelante para desviar un tiro libre hacia las mallas.

Después de derrotar a Panamá y Túnez, ingleses y belgas se toparán el jueves para dirimir cuál de los dos queda primero en el Grupo G. El vencedor de esa zona se medirá en octavos con el segundo del Grupo H, mientras que el segundo jugará con el primero del H.

El Grupo H lo forman Colombia, Senegal, Polonia y Japón.

Más allá de la predecible derrota, tan esperada como lo dejaban traslucir las palabras pesimistas o realistas de su entrenador, Bolillo Gómez, al decir que los resultados de su equipo reflejaban sobre todo una distancia histórica en el futbol, el gol de Baloy tiene tintes para ser recordados en su selección.

Baloy debutó en una Copa Mundial a los 37 años, listo para colgar los botines, y anotó el primer gol de su país en la cita máxima del futbol. Qué más le puede pedir a la vida este jugador que vistió los colores del Santos Laguna.

La goleada de hoy y su temprana eliminación son datos anecdóticos para los panameños, que festejaron en grande el tanto de Baloy ante los ingleses. Apenas terminado el partido, los jugadores se reunieron en el centro de la cancha, se arrodillaron y se abrazaron rezando. Para ellos, el gol había sido un logro histórico.

Un país de beisbolistas y boxeadores que se abre paso lentamente en el balompié debutó en un Mundial y le anotó un gol nada menos que al país que inventó el futbol. Y su autor no fue otro que uno de los históricos del plantel que llevaron al equipo a donde está ahora.

Baloy lleva más de 100 partidos con el equipo nacional y está quemando sus últimos cartuchos. De hecho, dijo que está cien por ciento seguro de que no vuelve a la selección y noventa por ciento seguro de que no vuelve a jugar al futbol tampoco a nivel de clubes después del Mundial.

Fuente: Periódico La Jornada

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo