Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Incautadas 1,6 toneladas de cocaína, el mayor decomiso en la historia de Ciudad de México

50

La Policía de Ciudad de México ha informado este martes del mayor decomiso de cocaína en su historia. Se trata de un cargamento de 1.680 kilos de droga proveniente de Colombia y que tenía a Los Ángeles como destino final. “Esto representa un fuerte golpe a la estructura financiera de las organizaciones criminales”, ha señalado Omar García Harfuch, el secretario de Seguridad Ciudadana de la capital mexicana. Se ha informado de cuatro detenidos tras el operativo policíaco, así como tres vehículos que fueron asegurados, uno de ellos con compartimentos ocultos para facilitar el transporte de los narcóticos por territorio mexicano.

El cargamento de cocaína salió de Sudamérica por mar y llegó a México tras ser entregado en las costas de Puerto Escondido, uno de los destinos de playa más concurridos del sur del país, de acuerdo con la reconstrucción que han hecho las autoridades. De ahí fue llevada en tractocamiones hacia Ciudad de México. Una parte de la droga iba a ser distribuida en Tepito, uno de los barrios más conocidos de la capital, aunque la mayoría iba a ser entregada en la costa este de Estados Unidos.

En las imágenes compartidas por la Policía, se ve a los agentes martillar la parte superior de los vehículos y descubrir cientos de paquetes apilados de cocaína. El operativo tuvo lugar en la alcaldía Gustavo A. Madero, en el extremo norte de Ciudad de México y muy cerca de la frontera con el Estado de México, en la avenida Río de los Remedios. El decomiso se dio en colaboración con las autoridades del Estado de México, que identificaron dos camiones y un vehículo escolta que pasaron por municipios de la zona conurbada de la capital, así como con la Secretaría de Defensa, Marina y elementos de inteligencia. “Se alerta de que está llegando a Ciudad de México y a partir de ahí es que se hace el decomiso y las detenciones”, ha explicado la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum.

García Harfuch ha dicho que el cargamento estaba vinculado con un grupo delictivo con presencia en los Estados de Sinaloa y Durango, en la región de México conocida como el Triángulo Dorado del narcotráfico. El secretario de Seguridad no ha especificado si se trataba del Cartel de Sinaloa ni ha nombrado por nombre a ninguna otra organización criminal. Los cuatro detenidos son de Durango, están vinculados con el mismo cartel y tres de ellos ya tenían antecedentes penales. “En cuanto tengamos las primeras declaraciones con la Fiscalía General de Justicia podremos declararlo de manera más formal”, ha comentado García Harfuch.

El funcionario ha estimado que el cargamento de cocaína está valorado en 400 millones de pesos, unos 20 millones de dólares, según los precios que se conocen en el mercado minorista de la capital. El valor de la droga habría sido el doble de haber alcanzado a llegar a las calles de Los Ángeles. García Harfuch ha dicho que ya se tienen identificadas varias rutas del narcotráfico y que confía en que las labores de inteligencia se traduzcan pronto en nuevas incautaciones. “Esta droga tiene un precio muchísimo mayor cuando entra en el narcomenudeo y genera lesionados por arma de fuego, violencia y disputas entre los grupos por los puntos de venta de la droga”, ha comentado.

Hace dos semanas, cuerpos de la Policía de Ciudad de México se enfrentaron a tiros con supuestos secuestradores en la carretera México-Cuernavaca. El saldo fue de tres agentes heridos y de 14 detenidos, aunque finalmente solo una decena de ellos fueron imputados. Se logró, además, liberar a cuatro personas que habían sido raptadas. En esa ocasión, García Harfuch también señaló que algunos de los implicados eran del Estado de Sinaloa y dijo que se trataba de una célula que controlaba desde hace meses la venta al menudeo de droga en el sur de la capital, pero evitó identificarlos como miembros del cartel homónimo. De forma extraoficial, se vinculó el golpe a una célula asociada con los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán, líder histórico de esa organización.

A finales de junio de 2020, García Harfuch sufrió un atentado y recibió tres impactos de bala, después de que el vehículo en el que viajaba fuera atacado con una ráfaga de más de 400 disparos. Dos escoltas del secretario de Seguridad fallecieron, así como una mujer que murió en el fuego cruzado. Desde entonces, se ha arrestado a 14 sospechosos, señalados como miembros del Cartel Jalisco Nueva Generación, una organización rival al Cartel de Sinaloa. Tan solo en Ciudad de México se ha identificado la presencia de 51 grupos y bandas del narcotráfico, entre los más de 150 que copan el país, según el último mapa criminal presentado por académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas.

Los comentarios están cerrados.