Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Implantan caja torácica y esternón impresos en 3 D

58

Médicos españoles han efectuado un trasplante exitoso de prótesis de esternón y de costillas a un hombre de 54 años que sufría un cáncer en la pared torácica, valiéndose para ello por primera vez huesos de titanio impresos en 3D-impresora.

Expertos de la compañía australiana Anatomics, en colaboración con la Organización de Investigación Científica e Industrial, han imprimido por primera vez una prótesis de esternón y de costillas que han sido trasplantadas con éxito en España a un hombre de 54 años con sarcoma de la pared torácica.
Debido el riesgo existente de que un implante fabricado de manera habitual se aflojara con el tiempo, lo que aumentaría el riesgo de agravamiento de la enfermedad, los cirujanos decidieron recurrir a la impresión 3D. Para ello el equipo español hizo una tomografía computarizada de alta resolución para que Anatomics creara un implante preciso. 
Los detalles del proyecto español-australiano se han dado a conocer este viernes a través de un comunicado de prensa de la oficina del ministro de la ciencia y e industria, Ian Macfarlane.
“Hemos sido capaces de crear una parte del cuerpo totalmente personalizada y quedó como un guante”, dijo José Aranda del equipo quirúrgico del Hospital de la Universidad de Salamanca, España, donde se llevó a cabo la operación. El paciente fue dado de alta y se recupera bien.
Ante la dificultad para la creación de una prótesis de una caja torácica y esternón humanos, técnicos australianos diseñaron un implante con una impresora 3D y la colocaron en un paciente de cáncer.
El procedimiento quirúrgico fue dado a conocer por la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation (CSIRO), que precisó que el beneficiario fue un paciente de nacionalidad española de 54 años de edad.
Se trataba de un implante de complicada geometría y diseño, por lo que fue imposible el uso de los implantes habituales, señaló la compañía.
El diseño e impresión en 3D en titanio fue la opción más segura, porque se pudo reproducir la estructura intrincada del esternón y las costillas, aseguró CSIRO en un comunicado.
El informe fue divulgado al día siguiente de la cirugía, cuando se comprobó que el paciente registraba una evolución favorable.
Antes de esta cirugía, a principios de año se había efectuado una operación en la que se implantó una quijada 3D también en titanio.
Se espera que pronto los hospitales empiecen a utilizar de manera rutinaria esta tecnología para la réplica y remplazamiento de huesos fracturados.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo