Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Ian Ulises Madera Alfaro es el comandante Rojo

204

PLAYA DEL CARMEN, SOLIDARIDAD, 8 de enero.- El sanguinario criminal, Ian Ulises Madera Alfaro, detenido por agentes de la Policía Judicial del Estado (PJE) en Cancún, se hacía llamar “El Comandante Rojo” y se ostentaba como nuevo jefe del Cártel del Golfo (CDG) en supuesto reemplazo de Oswaldo Trejo Peña, tenía asolado a empresarios y sexo-servidoras con el cobro del “derecho de piso”, se le atribuye dos violentos ataques, el incendiario a la tienda Vicky Form y el armado a una casa, cuenta con antecedentes delictivos en esta ciudad y un arresto por narcomenudeo, ocurrido el 25 de octubre del 2012 con un taxista, tenían en su poder diez dosis de cocaína en polvo que comercializaban en la zona turística.
Hay que recordar que Ian Ulises Madera Alfaro (a) “Poncho”, “Max”, “Grande” y/o “Monstruo” de 27 años de edad, originario de Puerto Vallarta, Jalisco y Miguel Ángel Cámara Gutiérrez, de 49 años, de Tenosique, Tabasco, fueron detenidos por elementos de la PJE alrededor de las 22:30 horas del lunes en el fraccionamiento Haciendas Caribe cuando se daban a la fuga abordo del taxi con número económico 1543 después de asaltar a una mujer, a quien de forma violenta despojaron de dos teléfonos celulares y otras pertenencias, y en la revisión de la unidad les encontraron dos armas de fuego, un revólver “hechizo” calibre .22 y una escopeta recortada calibre 16.

Criminal de alta peligrosidad

Ian Ulises Madera Alfaro resultó ser un criminal de alta peligrosidad, ya que fue uno de los dos que participaron en el cobarde ataque incendiario de una casa de citas de la Supermanzana 67, en la ciudad de Cancún, que cobró la vida de cinco personas, cuatro mujeres y un hombre, porque su propietario se negó a pagar el “derecho de piso” a la organización criminal Cártel del Golfo, y también relacionado en una ejecución de una persona identificada con el alias de “El Tipo”.

Se ostentaba como nuevo jefe del CDG

La publicación en el periódico POR ESTO! de Quintana Roo, de la fotografía de Ian Ulises Madera Alfaro (a) “Poncho”, “Max”, “Grande” y/o “Monstruo”, permitió a sus víctimas de extorsión identificarlo como el “Comandante Rojo”, quien se ostentaba como nuevo jefe del CDG, en supuesto reemplazo de Oswaldo Trejo Peña, encarcelado en el Centro de Retención Municipal (CRM) de esta ciudad desde diciembre del año 2013, y desde donde sigue controlando las actividades delictivas de la organización criminal, narcotráfico, extorsión, secuestro, “levantotes”, entre otros, por la corrupción del director de la prisión y de los custodios.
Al ahora consignado al Juzgado Penal por robo y portación de arma prohibida, aunque está en trámite su orden de aprehensión por homicidio calificado, se le atribuye el ataque incendiario a la tienda de ropa interior de la conocida marca Vicky Form el domingo 21 de diciembre del año que recién terminó, el ataque a balazos de una casa en la colonia Ejidal la madrugada del primer día de este mes del dueño de un tugurio, en ambos casos porque los empresarios no pagaron el “derecho de piso” al “Comandante Rojo”, quien para amedrentar a sus víctimas, les decía que fue enviado del estado de Tamaulipas para hacerse cargo de la plaza para el CDG, porque Oswaldo Trejo Peña estaba perdiendo poder.

Historial delictivo del
sicario en esta ciudad

Por último, cabe recordar que Ian Ulises Madero Alfaro tiene una detención en su historial delictivo en esta ciudad, la tarde del jueves 25 de octubre del año 2012 fue detenido por la Policía Municipal Preventiva (PMP) en la Décima Avenida con calle Seis con el taxista del sindicato “Lázaro Cárdenas del Río” José Manuel Castillo Cima, de 36 años de edad, originario de Chetumal, Quintana Roo, cuando tenía en su poder diez dosis de cocaína en polvo que comercializaban entre los turistas, usando como medio de transporte el auto de alquiler marcado con el número 1001, fueron consignados a las autoridades; sin embargo, en cuestión de días salieron en libertad para seguir delinquiendo para el crimen organizado.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo