Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Hallan muertos al periodista David Beráin y el camarógrafo Roberto Fraire en Burkina Faso

71

MADRID (apro).- El periodista y el camarógrafo españoles, David Beráin y Roberto Fraire, fueron encontrados muertos en Burkina Faso (África Occidental), donde elaboraban un documental sobre la caza furtiva, luego de un ataque de un grupo de hombres armados, confirmó este martes la ministra de Exteriores, Arancha González.

Beráin fue muy conocido en México por su documental para DMAX/Discovery sobre el llamado cartel de Sinaloa, en 2017, para lo cual pasó tres meses en el corazón de esta organización trasnacional del tráfico de drogas.

Esta mañana se tuvo la confirmación que los cadáveres encontrados en Burkina Faso, en la frontera con Benín, eran las de Beráin y de Fraire.

El lunes individuos armados emboscaron en la zona de Pama a una patrulla de efectivos burkineses contra la caza furtiva, en la que iban empotrados los dos periodistas españoles y otro irlandés. La agencia de noticias EFE confirmó citando a fuentes militares que los periodistas habían sido secuestrados.

“Tres periodistas, entre ellos dos españoles y un irlandés, fueron secuestrados. Los secuestradores lograron llevarse equipo militar. Están en marcha operaciones de búsqueda”, declaró la misma fuente a la agencia.

Los secuestrados se escondieron en un bosque dela zona. Los medios locales publicaron que el suceso se saldó con tres heridos y la desaparición de un miembro de las fuerzas de seguridad burkinesas.

Zona de actividad terrorista

Hasta ahora las autoridades desconocen la autoría del ataque violento, sin embargo, Burkina Faso es zona de operación de grupos afiliados a Al Qaeda, desde 2015, cuando en abril de ese año un grupo terrorista secuestró a un guardia de seguridad rumano en una mina de manganeso en Tambao, en el norte del país, y que aún sigue desaparecido.

La zona de mayor actividad de actividad terrorista es el Sahel, situada al norte y que comparte frontera con Mali y Níger, pero se ha ido extendiendo.

Las organizaciones más activas en la zona son el grupo local burkinés Ansarul Islam; la coalición yihadista del Sahel Grupo de Apoyo al Islam y los Musulmanes (GSIM) y al Estado Islámico en el Gran Sáhara (EIGS), que han realizado ataques también en Mali y Níger.

Este fenómeno de violencia en distintas zonas de Burkina Faso está convirtiendo al país en uno donde se está viendo desplazada la población de manera más acelerada.

Los dos periodistas trabajaban en la grabación de un documental dedicado a exponer la caza furtiva en la zona de Pama, capital de la provincia, lugar donde tuvo lugar el ataque armado.

La ministra de Exteriores española ha considerado esta zona como “muy peligrosa y conflictiva”, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros de este martes.

El ataque se habría saldado con el robo de armamento y equipamiento por parte de los atacantes. Fueron sustraídas dos ametralladoras montadas sobre un vehículo, un dron, doce motocicletas y receptores de frecuencia.

Se ha adelantado que durante el ataque, el vehículo de los miembros de la seguridad burkinesas en la que se encontraban ambos periodistas fue emboscada por dos camionetas dirigidas por individuos armados.

Beráin en el corazón del cártel de Sinaloa

Beráin trabajó durante seis años en el periódico La Voz de Galicia, donde hizo varias coberturas de conflictos armados en Irán, Afganistán, Sudán, Congo o Libia.

Consiguió también internarse en los campamentos de las FARC, en Colombia, cobertura que le permitió quedar finalista en los Bayeaux-calvados, un galardón internacional para corresponsales de guerra.

En su documental Clandestino, uno de los programas más vistos de las cadenas DMax y Discovery International Networks, David Beráin logró pasar tres meses en la zona de influencia del cartel de Sinaloa, consiguiendo entrevistar a algunos operadores de esta organización del tráfico de drogas.

Logró obtener los testimonios de los trabajadores de esta facción, que hablaron en su documental sobre la actividad y las reglas internas de la organización, y sobre el trasiego de drogas a Estados Unidos y de armas de este país a México.

El periodista navarro consiguió obtener el beneplácito de algún mando del grupo de Sinaloa para poder entrar y hablar con su gente.

Asimismo, Beráin acababa de estrenar en España (Movistar), de la mano de su productora 93 metros, el documental dedicado al accidente radiactivo de Palomares, en España.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo