Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Hallan agente de la PJE muerto en su domicilio

38

En medio de un raro escenario murió el agente de la Policía Judicial del Estado (PJE) Cristian Rodolfo Dzul Hay, en el interior de su domicilio ubicado en la Región 202 la madrugada de este lunes, con un cable amarrado en el pecho.

Durante horas prevaleció el hermetismo entre la corporación policiaca. Al principio trascendió que perdió la vida por asfixia. Y horas más tarde, declararon que fue por un paro cardiorrespiratorio, por exceso de alcohol y drogas! Lo curioso es que dicen que no se le “conocía” por ingerir estupefacientes, pues pasaba “limpio” los exámenes antidoping.

El cuerpo del agente judicial fue encontrado debajo de la cama, vistiendo únicamente un short y con un cable enrollado en el abdomen y el pecho, además de que presentaba algunas excoriaciones, (lesiones leves) en la frente, en la boca y en ambas manos.

El dictamen de la necropsia señaló que la causa de la muerte fue asfixia por sofocación y en conferencia de prensa el subprocurador de justicia, Carlos Arturo Álvarez Escalera, declaró que el elemento habría muerto por una sobredosis de alcohol y anfetaminas.

A las 02:20 horas de este lunes, el número de emergencias 066 emitió el reporte de una persona sin vida al interior de un domicilio ubicado en la Región 202, manzana 11, lote 11, número 16, del fraccionamiento, Hacienda del Mar.

La persona fallecida resultó ser un elemento de la Policía Judicial del Estado (PJE) identificado como Cristian Rodolfo Dzul, asignado al área de robos de la Policía Judicial del Estado, (PJE). Y a partir de ese momento comenzó el hermetismo por parte de las autoridades.

De manera extraoficial, comenzaron a surgir versiones entre los mismos policías y la primera de ellas fue que el cuerpo del agente judicial estaba maniatado con un cable.

Según el reporte de los policías municipales que llegaron al lugar primero para verificar el reporte, el cuerpo del agente judicial estaba debajo de una cama y, aparentemente, estaba maniatado de pies y manos con un cable, además de que en una cama alguien había dejado unas flores.

Paramédicos a bordo de la ambulancia QR-06 fueron los que confirmaron el deceso y afuera de la casa se encontraba un vehículo tipo Chevy de color gris, con placas URB-049-C y de acuerdo con el registro, el automóvil está a nombre de Manuel Jesús Rodríguez Herrera.

Según algunos vecinos, el agente judicial salió de su casa alrededor de las 14:00 horas a bordo de un vehículo Tsuru, acompañado de un sujeto, pero aseguran que dentro de la casa había otra persona y luego vieron que alrededor de las 16:00 horas regresó el agente judicial y ya no lo volvieron a ver más.

Más tarde se supo que el cuerpo fue encontrado acostado del lado sobre el piso y debajo de la cama, que vestía únicamente un short de mezclilla de color azul y que alrededor del pecho y el abdomen tenía un cable de material sintético de color gris.

Además, a simple vista se le apreciaba una excoriación en la frente, una herida cortante en el labio inferior y excoriaciones en ambas manos.

En el lugar los peritos encontraron botellas de bebidas embriagantes, sin que se observaran huellas de violencia, ni evidencias de que la puerta de acceso estuviera forzada.

Tampoco hacían falta objetos de valor, según las autoridades o eso presumieron, pues sobre la mesa del comedor encontraron el teléfono celular del occiso, un reloj y otros objetos de valor.

Otra versión de las mismas autoridades indica que al llegar, la puerta de la casa estaba entreabierta, sin seguros y sin daños.

La versión señala que al entrar a la casa observaron varias latas de cervezas, una botella de Whisky en la mesa, equipo táctico con la leyenda Policía Ministerial Acreditable en una de las recámaras y en el otro cuarto, fue donde se encontró el cuerpo del agente judicial debajo de la cama y esta versión también indica que el cuerpo tenía enredado en el pecho y abdomen un cable color gris, además de que presentaba inflamación y moretones alrededor de ambos ojos, una herida cortante en el labio inferior por dentro y excoriaciones en los codos.

Horas más tarde, el subprocurador de justicia del estado, Carlos Arturo Álvarez Escalera, dio a conocer en conferencia de prensa, que el Ministerio Público del Fuero Común inició la averiguación previa 5002/2015, tras el hallazgo del cuerpo sin vida del agente de la Policía Judicial Cristian Rodolfo Dzul Hay.

Consumió alcohol y drogas

El funcionario descartó que el deceso del policía judicial se tratara de un homicidio, pues el agente judicial estuvo consumiendo alcohol y drogas, lo que le provocó una sobredosis.

“El resultado de la necropsia revela que el compañero falleció a consecuencia de una insuficiencia cardiorrespiratoria, provocada por el consumo de anfetaminas, mezcladas con alcohol y algunas bebidas energizantes. Cabe destacar que aunque se observó un cable de material sintético en color gris alrededor de la región pectoral y abdominal, en el lugar no se observaron huellas de violencia ni vestigios de entrada forzada hacia el interior del domicilio, tampoco fueron sustraídos objetos de valor, ya que sobre la mesa se observó un reloj, un celular y diversos objetos de valor, al parecer, propiedad del hoy occiso. De igual forma servicios periciales realizaron la inspección de un vehículo Chevy color plateado, el cual se observó estacionado frente al domicilio, sin que se pudiera apreciar alguna otra situación”, dijo.

Álvarez Escalera agregó que el agente judicial ingresó a la corporación desde el 2002 y que siempre había tenido una buena conducta, además de que acreditó los exámenes de control y confianza.

Según el subprocurador, el agente judicial se separó de su esposa hace alrededor de cuatro meses y esto provocó que comenzara a ingerir alcohol en mayor cantidad.

“Tenemos la referencia, independientemente de los indicios encontrados, la referencia de una persona que estuvo ingiriendo bebidas un día antes con él, que fue un pariente, él nos refiere que estuvieron ingiriendo primeramente diversas cervezas, bebidas energizantes con Whisky, que se terminó casi una botella y que él pudo observar que estuvo tomando diversas pastillas conocidas como -tachas-, él apreció que tomó como cinco o seis pastillas mezclado con todo. Él momentos antes observó que se realizó diversas lesiones en los brazos, en la boca, que tumbó el lavabo que se encontraba en el domicilio, incluso él refiere que trata de ponerlo de nuevo, entonces el resultado de la necropsia si bien se aprecia que hay diversos moretones, rasguños en el cuerpo, son autoinferidas, estas heridas no presentan ningún síntoma de que pudieran haber ocasionado la muerte, pues son lesiones superficiales. En esa tesitura, lo que se considera es que la muerte fue provocada por la ingesta de todo este coctel de cosas que vienen siendo cervezas, alcohol, pastillas y algunas bebidas energizantes”, puntualizó.

El agente judicial ahora occiso estaba asignado a la mesa de robos y después de su separación, vivía solo en el domicilio donde fue encontrado sin vida.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo