Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Gregorio Sánchez pierde juicio civil y con ello tres propiedades en Cancún

48

Un juez del Distrito Federal adjudicó a Ismael Nava Mellado tres propiedades del ex alcalde Gregorio Sánchez Martínez, luego de que le ganó al polémico empresario y político un juicio mercantil por $10 millones de pesos.

Una de las propiedades es el edificio donde hasta este martes funcionó la fundación “Todos somos Quintana Roo”, que encabeza Sánchez Martínez, ubicado en la avenida López Portillo.

ashanty

El juicio mercantil está ligado con el empresario Steve Santander, quien en 2007 entregó a Sánchez Martínez $10 millones en pagarés diferidos, para que éste lo utilizara en su campaña a la presidencia municipal de Benito Juárez.

Santander estuvo en la diligencia que se llevó a cabo este miércoles y dijo que el valor de las propiedades adjudicadas por el juez a Nava Mellado, quien interpuso la denuncia, “no es ni el 50% de la deuda total”.

Un actuario del juzgado, acompañado de policías federales preventivos, se hizo presente en las tres propiedades, para hacer la notificación, verificar que esos edificios fueran desalojados y se diera la adjudicación al ganador del juicio civil.

A través de un comunicado de prensa,  Sánchez Martínez dijo que  el acto jurídico, que incluyó el desalojo de la Fundación que preside, “es una barbarie legal”.

Aseguró que la Fundación tiene un contrato de arrendamiento por 15 años y apenas van transcurridos seis, por lo que consideró el acto como un atentado en contra de la población que recibe servicios en ese lugar.

Otro de los inmuebles embargados es una residencia, en la que vivía Sánchez Martínez y su familia en el complejo residencial Isla Dorada, en la zona hotelera.

El tercer inmueble es una bodega que se encuentra en la región 510, donde funcionó un periódico que pusieron amigos de Sánchez Martínez.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo