Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Genaro y Tirado, dos alcaldes de Morena bajo sospecha, piden seguridad

40

A los alcaldes de San José Iturbide y de Acámbaro, los agarraron con armas largas sin el permiso correspondiente. Ambos piden seguridad para Guanajuato

Dos alcaldes de Morena que están bajo sospecha de tener vínculos con el crimen organizado, piden seguridad. Los dos se han visto envueltos en escándalos de armas de fuego y actos delictivos.

El alcalde de San José Iturbide, Genaro Zúñiga Soto, firmó un desplegado de morenistas pidiendo seguridad para Guanajuato, pero él fue señalado como huachicolero por El Puma -operador de El Marro-, en aquella conversación con Hugo Estefanía, ex alcalde de Cortazar que fue asesinado.

Es esa conversación, el huachicolero Noel Lara, El Puma, brazo derecho de El Marro, dice lo siguiente: “El alcalde de San José Iturbide es mi amigo, trabajaba con nosotros, yo lo traía moviendo hasta garrafas (de huachicol)”.

En la grabación del 12 de marzo del 2019, El Puma, también afirma: “Yo te puedo decir: San José Iturbide está conmigo. San Luis de la Paz está conmigo. A Genaro en San José Iturbide es mi amigo. Yo lo traía moviendo hasta garrafas, cabrón. A huevo es el presidente municipal y también él está por Morena gúey. Cuando quieras empezamos y platicamos ya para que veas cómo traigo yo el pedo amarrado ya políticamente” dice El Puma, quien era uno de los principales operadores de El Marro y proponía en esa grabación hacer negocios con Hugo Estefanía.

Diez funcionarios y legisladores de Morena, publicaron una carta a la opinión pública en donde piden seguridad para Guanajuato, entre los abajo firmantes están las senadoras Malú Micher y Antares Vázquez, Alma Alcaraz, Raúl Márquez Albo y los presidentes municipales del Movimiento de Regeneración Nacional. Dos de los alcaldes firmantes, han sido mencionados en hechos delictivos e ilegales.

El mismo alcalde de San José Iturbide, Genaro Zúñiga Soto fue detenido en Querétaro el 31 de enero de 2019 en poder de armas de fuego cuyo origen no pudo acreditar.

Así dice la crónica de Milenio ese día: “El presidente municipal de Morena, junto con otras tres personas, fue trasladado a las instalaciones de la Fiscalía General de la República, donde se determinó su responsabilidad correspondiente”.

El secretario de Seguridad Pública Municipal de Querétaro, Juan Luis Ferrusca Ortiz, informó ese día que en un operativo habían detectado a cuatro personas armadas.

El día que capturaron al alcalde de San José Iturbide, con armas de dudosa procedencia (Foto: Especial).

“Los individuos se acreditaron como servidores públicos de San José Iturbide, Guanajuato, pero al no presentar la documentación que permitiera la legal portación de estas armas, se les informó que incurrían en la comisión de un delito de carácter federal, por lo cual tras leerles la cartilla de derechos fueron presentados ante la Fiscalía General de la República”, dijo el secretario de seguridad, Juan Luis Ferrusca.

En tanto, el presidente municipal de Acámbaro, Alejandro Tirado Zúñiga, también fue detenido en Querétaro con armas de fuego. Los hechos ocurrieron el domingo 24 de mayo del 2020 en el anillo vial Fray Junípero Serra, según publicó el Diario de Querétaro. La crónica dice que efectivos federales detectaron una camioneta Taho, blanca y blindada, ocupada por tres personas.

Al hacer la revisión, encontraron dos armas de alto poder R-15 y los escoltas no presentaron la documentación para portarlas. Entonces fue detenido el alcalde de Acámbaro, Alejandro Tirado Zúñiga, por portación de arma prohibida.

Armas que portaban los escoltas y el alcalde de Acámbaro. No pudieron comprobar su legalidad (Foto: Especial).

El alcalde Alejandro Tirado Zúñiga y sus escoltas andaban armados en Querétaro, sin tener un encargo concreto y sin mostrar los documentos.

Otra de las autoridades que piden seguridad en el desplegado y tienen problemas legales es la alcaldesa de Salamanca, Beatriz Hernández Cruz, quien enfrenta un escándalo de corrupción por el contrato de las luminarias y el arrendamiento de una camioneta blindada. La Auditoría Superior del Estado concluyó que había desfalco de la Presidencia Municipal de Beatriz Hernández Cruz, de Morena, por la cantidad de 43 millones 353 mil pesos. Incluso el periódico a.m. tituló a esa noticia como “Confirman transas de Alcaldesa”.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo