Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Ferry chino: no sabe nadar pero sobrevivió diez horas en el agua

42

Zhang Hui no consigue borrar la mueca de terror de su rostro mientras dialoga con un enviado de la agencia de noticias china Xinhua, que será el encargado de contarle al mundo cómo sobrevivió este guía turístico tras el hundimiento del ferry “Estrella del Este” (Dongfangzhixing).La embarcación estaba repleta de ancianos que realizaban un viaje de vacaciones. Había 458 personas a bordo, la gran mayoría de las cuales están desaparecidas. Han sido hallados al menos cinco cadáveres, tres de ellos 50 kilómetros al sur del lugar del hecho, víctimas de la correntada del río Yangtze.

“Tragué mucha agua, pero me dije que no podía darme por vencido”

“Se dio vuelta en un minuto”, relató Hui en las declaraciones que reproduce Xinhua, agencia que también da cuenta del testimonio judicial que el capitán de la embarcación, otro de los sobrevivientes, quien culpó de la tragedia a “un repentino ciclón”.

“Me dije que no podía darme por vencido”, continúa el guía turístico rescatado. Había sido arrastrado por la fuerte corriente de agua en medio de una feroz tormenta, no sabe nadar y estaba rodeado de una oscuridad total. Sin embargo, una dosis de suerte estuvo de su lado: tenía puesto un chaleco salvavidas.

Después de más de 10 horas luchando contra el caudaloso río tuvo su premio: “Ola tras ola iban chocando contra mí. Tragué un montón de agua y no podía llamar la atención de los barcos que veía pasar”, cuenta aun con desesperación. Finalmente, consiguió llegar hasta la ribera asido de una rama.

Hui es uno de los 18 sobrevivientes reportados hasta el momento. Había otros cuatro guías turísticos a bordo, uno de los cuales ya fue hallado sin vida. Dos de las personas rescatadas fueron extraídas del casco del barco dado vuelta después de que los rescatistas oyeran sus dramáticos pedidos de auxilio.

El premier chino Li Keqiang arribó a la escena del desastre y puso a 1.000 oficiales del Ejército al servicio de la operación. La mayoría de los pasajeros tenía entre 50 y 80 años de edad.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo