Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Fernando Martínez Suárez sacerdote que violó a niñas en Cancún se declara culpable de pederastia

Fernando Martínez Suárez sacerdote que violó a niñas en Cancún se declara culpable de pederastia y pierde el estado clerical

1.041

El sacerdote Fernando Martínez Suárez reconoció haber abusado sexualmente de menores de edad, por lo que le fue retirado su estado clerical, informó la Congregación de Los Legionarios de Cristo.

En un comunicado, el instituto aclara que asumirá la responsabilidad de que Martínez Suárez lleve “una vida que corresponda a su condición de religioso”.

La CEM a Legionarios: aún no hay justicia para las víctimas de Fernando Martínez

“La Congregación de los Legionarios de Cristo ha informado hoy (13 de enero) a sus miembros que Fernando Martínez Suárez, quien se reconoció culpable de delitos de abuso sexual contra menores de edad, como resultado del proceso ante la Congregación para la Doctrina de la Fe, ha perdido el estado clerical y ya no podrá ejercer el ministerio sacerdotal por el bien de la Iglesia“, señalaron los Legionarios en el comunicado.

Aclararon: “La Santa Sede ha autorizado que siga perteneciendo a los Legionarios de Cristo, a petición del propio Martínez Suárez”.

Para finalizar, reafirmaron su “determinación de recorrer el camino difícil y exigente de reparación y sanación”.

El 22 de noviembre del año pasado, Los Legionarios de Cristo dieron a conocer un informe en el que Martínez Suárez abusó de al menos 8 niños, de entre 6 y 11 años, cuando se desempeñaba en el Instituto Cumbres en Cancún.

Los casos fueron perpetrado entre 1991 y 1993 en los planteles de Ciudad de México y Cancún de dicho instituto.

Presentan víctimas de Fernando Martínez denuncia ante el Vaticano

La pena
Perder el estado clerical es considerada la pena más grande contra una persona ordenada en la Iglesia católica que ha sido hallada culpable de pederastia.

En este caso el sacerdote pierde derechos como celebrar Misa, oír confesiones o administrar sacramentos. Por eso, también algunos le llaman a este castigo “laización”.

Sin embargo, en estricto sentido no pierde la condición de sacerdote porque quien lo recibe lleva un sello ontológico que la Iglesia no puede revertir ni retirar.

Este castigo lo han recibido también Theodore McCarrick, excardenal y exarzobispo de Washington, y Fernando Karadima, cura chileno, ambos hallados culpables de pederastia.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More