Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

FBI destapa red de millonarios sobornos para ingresar a universidades de prestigio

25

La agencia estadounidense señaló que los acusados -entre ellos actrices de Hollywood-, pagaron supuestamente millones de dólares en sobornos para que sus hijos ingresaran a universidades como Yale, Stanford, UCLA o Georgetown.

La Oficina Federal de Investigaciones (FBI) destapó este martes una red de sobornos que ayudaba a los hijos de ricos y famosos a ingresar a las universidades más prestigiosas de Estados Unidos, y en la lista de acusados figuran más de 40 personas, entre ellas dos reconocidas actrices.

Felicity Huffman, de “Desperate Housewives”, y Lori Loughlin de “Full Huse”, son las actrices de las dos famosas series de televisión que figuraron en la lista y están acusadas de conspiración para cometer fraude por correo y fraude de servicios o funciones honestas, considerado como delito grave.

Las actrices fueron imputadas de asociación ilícita para cometer fraude postal y fraude por medios electrónicos en acusaciones desclasificadas este martes en un tribunal federal en Boston, según reportes de prensa.

El fiscal para el Distrito de Massachusetts, Andrew E. Lelling, calificó el caso como “el escándalo de admisión a la universidad más grande jamás procesado por el Departamento de Justicia”.

El FBI señaló en un documento que los acusados pagaron supuestamente millones de dólares en sobornos para que sus hijos ingresaran a universidades como Yale, Stanford, UCLA, Georgetown, la Universidad de San Diego, Universidad de Wake Forest, y la Universidad de Texas.

El plan consistía en ayudar a los estudiantes a hacer trampa en los exámenes de ingreso y conseguir que jóvenes no atléticos fueran admitidos en becas deportivas falsas, de acuerdo con el caso presentado en el tribunal federal de Massachusetts.

Los fiscales federales en Boston informaron en conferencia de prensa que los acusados son en su gran mayoría ricos, entre ellos de las principales empresas, y señalaron a William “Rick” Singer de dirigir el plan a través de su compañía Edge College & Career Network.

De acuerdo con la investigación, la empresa instruía a los padres para que reclamaran que su hijo tenía alguna discapacidad que requería tiempo adicional para los exámenes, y después inventaran una excusa para que presentaran las pruebas de ingreso en instalaciones específicas, donde ya se tenía sobornado al personal.

Alguien que trabajaba para la compañía Edge College & Career Network aplicaba los exámenes y les daba a los jóvenes identificados las respuestas o corregía las que eran erróneas. Muchos de los estudiantes desconocían las trampas de sus padres para ser admitidos en la universidad de su preferencia.

 

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy