Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Familias acampan fuera de edificio

25

Cocinar, comer y lavar son actividades que realizan en la calle, y sólo cuando tienen necesidad de ir al baño los bomberos ayudan a las nueve familias que han vivido en la calle durante tres días tras el derrumbe de las escaleras del edificio donde habitaban, ubicado en el fraccionamiento Corales, primera etapa.
Hasta el momento sólo saben que las autoridades en un tiempo de 48 horas les podrían dar una solución a los problemas que enfrentan hasta hoy.
Por ahora viven frente a sus domicilios debajo de dos toldos a la intemperie observadas por sus demás vecinos que habitan alrededor, custodiando que sus pertenencias no les sean robadas. Una estufa pequeña y un tanque de gas son utilizados por todas las familias para cocinar, y comparten una sola mesa para merendar.
Por las noches duermen en colchonetas o en hamacas y también cuentan con algunos aparatos electrodomésticos como ventiladores, un radio y una televisión que utilizan para distraerse mientras se encuentran a la espera que su problema se resuelva.
En el lugar se encuentran tres elementos de la Policía Municipal, quienes brindan protección a los afectados y también se encuentran elementos de bomberos, los cuales ayudan a las familias a subir y bajar de sus propiedades cuando requieren ayuda para obtener algún objeto que se encuentre dentro de su hogar como ropa o incluso cuando tienen que ir al baño.
Francisco Rosales Hernández, propietario de uno de los departamentos del edificio afectado, señaló “en el momento en el que se dio el desprendimiento de las escaleras pasó lo que pasó, los muchachos resultaron lesionados, vinieron los cuerpos de rescate y las autoridades, los dos jóvenes pues gracias a Dios están estables, y ahora estamos viviendo aquí en la calle, y lo que nosotros más que nada le pedimos a las autoridades municipales fue el apoyo, porque desgraciadamente hemos pasado una situación económica y ahora de repente no podemos solucionar el asunto, y pues ellos comprendieron y nos dijeron que nos iban a echar la mano en lo que pudieran, ya llegaron los arquitectos y valoraron el edificio y dieron la noticia que los departamentos están bien lo único deteriorado son las escaleras; el municipio nos dio un tiempo de 48 horas para una respuesta en lo que nos iban a poder apoyar, sabemos que no es responsabilidad del municipio ayudarnos, pero esperamos que en lo que puedan nos apoyen, porque necesitamos la ayuda”, explicó.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo