Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Exigen en la CDMX justicia para Roberto González, quedó parapléjico por una golpiza que le dio su vecino

134

Cancún.- Ante la falta de apoyo y respuesta de las autoridades de justicia en Quintana Roo, familiares de Roberto González, el hombre que hace 19 meses quedó parapléjico por una golpiza que le dio su vecino, en un fraccionamiento de Playa del Carmen, exigieron hoy justicia en la casa de transición de Andrés Manuel López Obrador.

La víctima fue llevado a este lugar de la colonia Roma, en la Ciudad de México, en ambulancia. Allí, postrado en una camilla, fue acompañado de su esposa, Rosalía Andrade, y de otros simpatizantes, que enarbolaron carteles con la exigencia de justicia, incluso una en que se le pide al fiscal general de Quintana Roo, Miguel Ángel Pech Cen, poner fin a la corrupción.

La esposa de Roberto manifestó que lo único que buscan es justicia y que se quedarían allí cinco horas si fuese necesario, con tal de hablar con el presidente electo.

“Pedimos justicia y que escuche AMLO nuestra voz de desesperación”, declaró, al ser atendida por una asesora de Olga Cordero, quien será la secretaría de Gobernación.

Con ella, acordaron hacerles llegar todo un expediente con nombres de funcionarios que han entorpecido el proceso judicial en contra de los victimarios, aunque no se retiraron.

En Quintana Roo, este caso no ha avanzado, pese a que la salvaje agresión fue captada en video y a que el agresor confesara su acción.

Roberto fue golpeado por su vecino en enero de 2017, después que le pidiera a la esposa del mismo que amarrara a su perro, porque se metía a los patios y casas de los vecinos dentro de una privada.

El hombre lo golpeó por varios minutos, en frente de su hijo, fracturándole varias vértebras cervicales, lo que lo dejó parapléjico.

Desde entonces, la familia ha tenido que costear su oneroso tratamiento, inicialmente con el riesgo constante de muerte, al grado que perdieron su casa en Playa del Carmen. Ahora viven con su madre en Ciudad de México.

La cuñada, Alma Andrade, declaró por separado que no se ha tomado consideración con la víctima, pues pese a casi causarle la muerte, los victimarios continúan en libertad; incluso, varias las medidas cautelares inicialmente decretadas al acusado fueron retiradas.

Pese a que también participó en la agresión, la esposa del acusado ni siquiera ha sido llamada a comparecer por la Fiscalía.

AGENCIA SIM

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo