Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Estación de Tren Maya en Puerto Morelos despierta interés de inmobiliarias en zonas protegidas

78

Debido a que Puerto Morelos está en los planes de tener una estación propia del Tren Maya, la especulación inmobiliaria comenzó con fuerza; sin embargo denuncian que áreas protegidas y la región pesquera se verían afectadas.

La estación estaría conectada a un muelle industrial y turístico a través de caminos y un puente por el manglar; de acuerdo con la propuesta de Proyecto de Desarrollo Urbano (PDU) 2020-2030;  presentado por el municipio para consulta pública y en vísperas de ser votado por el Cabildo.

“Puerto Morelos figura con una estación propia en la Glorieta de la Esperanza lo que implícitamente trae consigo un escenario de crecimiento municipal impulsado por la reducción entre las brechas de comunicación y distancia, con el resto del territorio peninsular”, dice el PDU sobre el Tren Maya.

 “El polo de desarrollo [alrededor de la estación] se proyecta en los terrenos que se encuentran ubicados en la Supermanzana 08, que forma parte de propiedad privada y además contempla la posible participación por parte del Gobierno del Estado con una superficie de terreno colindante a esta zona”.

No obstante, la región de tradición pesquera cuenta aademás con una zona de manglar protegida; arrecife de coral, ruta de cenotes y el Área Natural Protegida (ANP) Parque Nacional “Arrecife Puerto Morelos”.

Por lo que denuncian que  estaría en riesgo ante la expansión, tal y como se tiene contemplada; con hoteles de hasta diez pisos con 200 cuartos y unidades habitacionales con alta densidad.

“En Puerto Morelos el ambiente natural es muy rico. Consiste en la playa, el arrecife de coral, una zona de manglar, selva, ruta de cenotes y un acuífero; la única fuente de agua dulce de esta zona. Para tener un desarrollo sostenible tendríamos que conservar todo esto, pero planean destruir miles de hectáreas llenándolas con casas y planchas de concreto”, dijo Rosa Rodríguez Martínez, investigadora del Laboratorio Sistemas Arrecifales del Instituto de Ciencias del Mar y Limnología de la UNAM.

Por esta razón, el investigador Javier González Barrios menciona que con la construcción de hoteles y viviendas se verían afectadas de 80 hectáreas de manglar; unas 170 canchas de fútbol sobre el manglar.

Además de unas 63 hectáreas de selva mediana perenifolia y dos mil 860 hectáreas de selva media también se deforestarían.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo