Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

El turismo en México enfrenta su peor crisis debido al Coronavirus

42

Hoy se cumplen 82 días de la aparición del primer caso de coronavirus (Covid-19) en México y, con ello, la peor crisis que ha enfrentado la industria turística del país. Si bien es cierto que, desde antes de la irrupción de la pandemia, el turismo mexicano ya venía perdiendo fuerza, en estos últimos meses ha sido más evidente. Hoteles, restaurantes, transporte aéreo y terrestre, agencias de viajes, entre otros sectores de la misma industria, fueron los primeros en registrar los estragos del Covid-19, pues la crisis económica pulverizó casi un tercio de sus ingresos al registrar pérdidas de alrededor de 500,000 millones de pesos (mdp) tan solo entre los meses de marzo y mayo.

Para ponerlo en perspectiva, este monto equivale a construir 3.5 ferrocarriles como el Tren Maya o siete aeropuertos con un costo similar al que se construye en la base aérea militar de Santa Lucía, Estado de México, de acuerdo con datos del Consejo Nacional Empresarial Turístico (CNET). “La industria, en general, sigue sufriendo, ha sido una crisis generalizada para el turismo”, dice Braulio Arsuaga, presidente del CNET.

Te recomendamos: Analizan extender Festival Cervantino; Oficialmente no hay cambios en agenda Antes de la crisis sanitaria por el Covid-19, el sector reportaba una menor producción por los problemas de inseguridad, la disminución de turistas estadounidense, la incertidumbre ante las políticas gubernamentales, la desaceleración de la economía interna, la falta de promoción internacional por la desaparición del Consejo de Promoción Turística de México y la plaga del sargazo que afectó el Caribe mexicano el año pasado, enfatiza el líder del CNET.

Según los indicadores trimestrales de la actividad turística que dio a conocer el viernes pasado el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Producto Interno Bruto (PIB) turístico se expandió 0.3% durante el año pasado, lo que representa su peor desempeño desde la crisis financiera de 2009. Asimismo, se trata de la menor tasa de crecimiento para un primer año de gobierno desde la administración de Ernesto Zedillo, cuando la producción turística cayó 1.5%.

Los resultados del sector se debieron a que las actividades de servicios, que aportan 8 de cada 10 pesos del PIB turístico, crecieron apenas 0.4% frente a 2018, mientras que la producción de bienes turísticos, como artesanías y prendas de vestir, se expandió solo 0.2%. Esta también representó la menor tasa de crecimiento desde 2009, según las cifras presentadas por el INEGI.

Te recomendamos: Replantear las exposiciones masivas, sugerencia de especialistas Hoteles vacíos El presidente del CNET prevé que a consecuencia del coronavirus, el PIB turístico de México va sufrir un desplome histórico de 46% durante 2020, por lo que hace un llamado al gobierno federal para colaborar y evitar mayores daños a la llamada industria sin chimeneas.

“La realidad es que esta crisis no se compara con la que vivimos en 2009 por la influenza H1N1, día a día se agrava más, hay muchos hoteles que permanecen cerrados, por lo que empeoran las finanzas de las empresas”, dice Arsuaga. De los 23,000 hoteles ubicados en todas las categorías, 92% (cerca de 21,000) detuvieron sus operaciones, y el resto se mantiene con ocupaciones de hasta 10%, según cifras de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles (AMHM).

Además, las principales cadenas hoteleras como Posadas, Hoteles City Express y Grupo Santa Fe han visto presionados sus ingresos durante el primer trimestre debido al cierre de sus establecimientos. Según datos de la AMHM, Grupo Posadas tiene cerrada la totalidad de sus hoteles, a excepción de una docena que se encuentra atendiendo a personal médico. En tanto, Grupo Hotelero Santa Fe señala que mantiene operaciones en solo cinco hoteles de los 25 en su portafolio, los cuales representan 11% del total de habitaciones operadas bajo alguna marca de la firma de alojamiento.

“El resto de nuestros hoteles están temporalmente cerrados”, dice el vicepresidente ejecutivo del Grupo Hotelero Santa Fe, Francisco Zinser. Por su parte, Fibra Hotel prevé que en el período de distanciamiento social, los hoteles de su portafolio permanecerán cerrados. Hoteles City Express mantiene operaciones en solo 12 de sus propiedades, de las 154 que conforman su portafolio, las cuales operan al mínimo a fin de atender a sectores esenciales como médicos y viajeros.

Según cifras de la Secretaría de Turismo (Sectur), la ocupación hotelera en marzo cayó 41.4%, al registrar solo 168,015 cuartos ocupados en todo el territorio mexicano. Nuevo Vallarta fue el destino turístico que más perdió en ocupación hotelera, por ello, la industria hace un llamado a las autoridades a tomar medidas que impulsen al sector.

El Dato. 500,000 mdp son las pérdidas económicas que ha registrado el turismo mexicano por la pandemia Plan de acción Braulio Arsuaga, del CNET, reitera que es necesaria la colaboración del sector público para evitar mayores daños, sobre todo porque muchas veces no ha sido visto como un aliado y por la importancia que tiene para la economía de México.

El turismo aporta 8.7% del valor total de la economía mexicana, más del doble que la industria automotriz y el sistema bancario, triplica a la agricultura y es cuatro veces mayor que la minería, según datos del INEGI.

“Es un motor para México y al final de cuentas ha quedado un poco relegado”, dice Arsuaga. El CNET prepara un documento sobre las afectaciones a esta industria, donde incluye una agenda legislativa que espera poder discutir en el siguiente periodo extraordinario. En el documento también figuran, entre otros puntos, deducibilidad en el consumo de restaurantes y utilizar los recursos generados por el pago de Derecho de No Residente (DNR) que hacen los turistas internacionales, a fin de impulsar la marca México.

Sobre el reinicio de actividades en la industria turística, Arsuaga dice que están en constantes pláticas con el sector para colaborar con las medidas que se darán a conocer la próxima semana. Por su parte, el secretario de Turismo, Miguel Torruco, sostuvo una reunión virtual el jueves pasado con la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados.

Durante el encuentro, Torruco dijo que este lunes le enviará el borrador del protocolo de reapertura de la actividad turística para el país al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, quien le dará forma y metodología al documento. El miércoles se convocará a una reunión de trabajo con los gobernadores de los estados, que concentran 98% del turismo nacional, para que den sus puntos de vista y el protocolo se pueda dar a conocer el jueves.

En el documento, explicó Torruco, se presentarán los detalles del reinicio paulatino de las actividades turísticas, que iniciará con la promoción de destinos y paquetes para los turistas de México, con el fin de tomar impulso. Conforme se levante el telón de Estados Unidos y Canadá, también serán incluidos. El secretario dijo que informarán sobre los municipios que son destinos turísticos y abrirán paulatinamente con los nuevos protocolos sanitarios.

También indicó que el gobierno mexicano busca evitar los errores cometidos en España, donde tuvieron un rebrote de coronavirus porque se relajaron las medidas de contención de la pandemia. “Esa propuesta no ha funcionado y no queremos que eso ocurra aquí”, agregó.

El primer paso será impulsar el turismo interno con viajes regionales; para ello habrá una campaña de promoción en la que “se hará énfasis en que todos tenemos que viajar por el país para ayudar a recuperarnos”, dijo Torruco. Además, mencionó que el esquema a seguir se construirá con base en las opiniones de las cámaras empresariales del país, en las propuestas de la Organización Mundial del Turismo y en la experiencia de otras naciones.

En cuanto al Tianguis Turístico que se celebraría en septiembre próximo (luego de posponerse desde marzo), el secretario reveló que la decisión de posponerlo hasta el próximo año obedece a los problemas de conectividad aérea internacional de Yucatán a causa de la pandemia, lo que hubiera puesto en riesgo el éxito de la mayor feria turística del país. Sin embargo, Braulio Arsuaga no es muy optimista sobre la recuperación del turismo este año, ya que esta fue la primera industria afectada por la crisis del coronavirus y será la última en salir adelante.

“El panorama es muy complicado, toda vez que el sector comenzó este año con los retos de 2019, que incluyen la inseguridad, el sargazo, la baja promoción, entre otros aspectos”, menciona el presidente del CNET. Según pronósticos del CNET, el escenario más crítico lleva a una recuperación entre el primer y segundo trimestre de 2021, en caso de que se abra todo en verano.

“Es una nueva realidad porque los restaurantes ya no podrán tener mesas pegadas y la facturación será menor que antes de la pandemia”.

 

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More