Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

El protocolo ambiental de BlackRock complica sus negocios con Pemex

92

El cambio climático es un fenómeno que toma fuerza en el mundo de los negocios, para prueba que BlackRock arrancara el año definiendo su estrategia de inversión enfocada ahora en proyectos más sustentables de energía. Este giro en el foco, advierten ya desde el mercado, va a afectar los negocios que tienen con Petróleos Mexicanos.

Para la gestora de inversiones más importante del mundo, el mensaje es claro y así lo comunicó su fundador, Larry Fink a sus clientes: “La evidencia sobre el riesgo climático está obligando a los inversores a revaluar los supuestos básicos sobre las finanzas modernas”.

En ese sentido, el CEO advirtió la estrategia de inversión en proyectos que sean consistentes con el nuevo escenario que genera o que podría generar el cambio climático y ahora el foco son nuevos fondos que no inviertan en acciones vinculadas a combustibles fósiles.

El anuncio se hace a un año del gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador y cuya política energética no ha sido bien recibida por el mercado, pues ha puesto foco en la recuperación de Pemex, del sistema de refinerías y la construcción de una nueva, y la exploración y explotación de campos someros. Y en esa visión, poco espacio se ha dado para energías renovables.

Por eso, en el mercado explican que Fink ha venido diciendo en este año que este no es el mejor momento para invertir en México, lo cual es leído sin sorpresa entre los especialistas, que afirman la poca confianza en el proyecto de Dos Bocas. “Las estrategias que quiere hacer Pemex no encaja en los intereses de BlackRock”, reconocen fuentes del sector.

En ese escenario, players del mercado energético ya empiezan a descontar dos opciones: que la firma ya no expanda las inversiones que ya tiene -y por tanto tampoco anuncie nuevas- o que empiecen a vender activos, aunque en esta opción genera duda si pudieran encontrar interesados.

Los negocios de Pemex y BlackRock se remontan a la apertura del mercado energético con la reforma energética que impulsó Enrique Peña Nieto con la que se hizo de cinco proyectos de infraestructura energética en el país, empezando por el gasoducto de Los Ramones, en donde la petrolera mexicana tiene participación. Entonces, perfilaba para convertirse en el principal socio de la petrolera mexicana.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo