Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

El huracán Eta es categoría 5 y provocará daños catastróficos en Nicaragua

61

Eta tardó solo 24 horas en pasar de una tormenta tropical a un huracán de categoría 4, y es probable que solo se vuelva más fuerte a medida que se acerca a Nicaragua.

Desde las 7 pm del domingo hasta las 7 pm del lunes, la velocidad del viento de Eta aumentó a más del doble. A las 10 pm EST del lunes por la noche, la tormenta estaba a unos 72 kms de Puerto Cabezas, Nicaragua, con vientos sostenidos de 240 km/h.

La tormenta de movimiento lento y rápida intensificación, la última en una temporada activa de huracanes en el Atlántico, tiene la presión más baja de cualquier tormenta en esta temporada, una señal de su fuerza, según el meteorólogo de CNN Tyler Mauldin.

Como la vigésimo octava tormenta con nombre, empata el récord de la cantidad de tormentas con nombre en una sola temporada que se remonta a 2005.

«Eta se ha convertido en un impresionante huracán de noviembre a medida que continúa experimentando un rápido fortalecimiento», dijo el lunes por la tarde el Centro Nacional de Huracanes (NHC).

Y antes de tocar tierra en Nicaragua el martes por la mañana, el NHC dijo que es probable que Eta se fortalezca a categoría 5.

Se espera que la región afronte condiciones catastróficas y potencialmente mortales, que incluyen inundaciones, deslizamientos de tierra y casi un metro de lluvia en porciones de Centroamérica, durante la semana anterior a que los restos del huracán Eta regresen al Caribe, dijo Mauldin.

Las condiciones se deterioran a lo largo de la costa

Si Eta alcanza la categoría 5, será solo el segundo huracán del Atlántico de esa fuerza registrado en noviembre. También será la primera categoría 5 en azotar Nicaragua desde Félix en 2007.

Las condiciones ya se estaban deteriorando el lunes por la noche a lo largo de la costa noreste de Nicaragua, y empeorarán a medida que la tormenta llegue a tierra.

La tormenta tiene el potencial de ser uno de los peores eventos de inundación que ha visto Nicaragua desde el huracán Mitch en 1998, que mató a más de 10.000 personas.

A medida que la pared del ojo de Eta se mueva hacia la costa, la tormenta causará «daños catastróficos por viento», además de fuertes lluvias con estimaciones de 40 a 64 centímetros, y cantidades aisladas de hasta 90 centímetros en Nicaragua y Honduras, dijo el NHC.

Se espera que la marejada ciclónica potencialmente mortal a lo largo de la costa de Nicaragua esté hasta 6,4 metros por encima de la marea normal. Vientos extremadamente fuertes impactarán áreas desde la costa hacia las montañas.

La amenaza del viento y las marejadas ciclónicas disminuirá durante el martes. Pero la lluvia durará hasta bien entrada la semana.

La lluvia intensa se esparcirá por toda Centroamérica. Las áreas desde el sureste de México hasta Panamá podrían ver acumulaciones de lluvia de hasta 64 centímetros.

«Esta lluvia conduciría a inundaciones repentinas e inundaciones de ríos catastróficas y potencialmente mortales, junto con deslizamientos de tierra en áreas de terreno más alto de Centroamérica», dijo el NHC. «Las inundaciones repentinas y las inundaciones de los ríos serían posibles en Jamaica, el sureste de México, El Salvador, el sur de Haití y las Islas Caimán».

El pronóstico actual tiene la tormenta serpenteando por las montañas de Nicaragua y Honduras antes de dirigirse al norte hacia Belice como una depresión el viernes. La trayectoria y la intensidad de la tormenta siguen siendo inciertas después del viernes y serán monitoreadas de cerca.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo