Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

“El Español” complice de contrabandistas vivía en un “paraíso” fiscal

210

El contrabandista Ernesto Alonso de Miguel alias “El Español”, quien fue ejecutado la medianoche del sábado pasado en Chetumal, tenía una enorme casa en la Zona Libre de Belice, donde vivió por mucho tiempo.

Se trataba de una gran bodega y bunker donde vivió por años “El Español”; la gran edificación estaba preparada para todas sus excentricidades, entre ellas destaca una cancha de frontón, que llama la atención dentro de la vieja infraestructura urbana con la que cuenta la Zona Libre de Corozal.

De acuerdo con algunas fuentes, Ernesto Alonso de Miguel decidió dejar esta casa en la zona libre hace unos meses para radicar en la ciudad de Chetumal, muestra de que se encontraba confiado y no esperaba un nuevo atentado contra su vida.

Aunque tanto en la Free Zone como en Chetumal era conocida la gran casa de “El Español” en el paraíso fiscal, era un hecho del cual poco se hablaba por la complicidad existente entre la Administración de la Zona Libre con el contrabandista.

“Dentro de la zona vive una persona que se encarga de contrabandear mercadería, principalmente cigarros. Según testimonios, Ernesto Alonso de Miguel, “El Español”, es un mexicano buscado por la justicia de su país acusado de ser contrabandista”, señala una investigación realizada dentro de la Zona Libre de Belice, realizada desde el año 2012 por La Prensa Gráfica, medio salvadoreño; fuentes aduanales de Belice revelaron a este medio informativo la forma de operación del contrabando en la zona franca.

En ese entonces se estimaba que “El Español” movía 40 contenedores de cigarros al mes para introducirlos ilegalmente a México, cuando en últimas fechas se calculaba en 200 contenedores.

“Un informe de Aduanas de Belice consigna que Alonso, en complicidad con la Junta Directiva de la Zona Libre, compra en promedio 40 contenedores de cigarros cada mes y los introduce ilegalmente a México”, dice la publicación de La Prensa Gráfica. De hecho, se describe un tanto el origen de la mercancía de contrabando.

“Los productos llegan a Belice a través del único puerto que tiene esa nación centroamericana. La terminal marítima, en manos privadas, está ubicada en la Ciudad de Belice, en el distrito de Belice, uno de los seis en que se divide el país.

Los contenedores llegan primero a Panamá y luego a Jamaica. En el segundo país los productos son distribuidos en contenedores más pequeños. Luego, van directamente al puerto de Belice y después a la zona libre Corozal. Hasta allí, según el funcionario de Aduanas, los productos son transportados de manera legal. El contrabando nace en el interior de la zona”.

De esta manera, la zona libre de Corozal es el lugar donde vivía y operaba Ernesto Alonso de Miguel alias El Español, el contrabando de mercancías para introducirlas a México.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo