Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

El cuarto muelle en Cozumel significará el despojo de una zona costera importante, advierte Colectivo Ciudadano

70

A través de un comunicado, el Colectivo Ciudadano Isla Cozumel hizo un recuento del sobre los daños que causará la construcción del cuarto muelle.

Detalla que se proyecta construir un cuarto muelle de cruceros de 800 metros de longitud (200 metros mayor en longitud que el muelle más largo existente en Cozumel) con el fin de incrementar las capacidades portuarias en la isla a pesar de que ya existen tres muelles de cruceros de clase mundial: Puerta Maya, SSA y Punta Langosta los cuales son subutilizados a lo largo del año.

El caso más grave es el muelle Punta Langosta cuyo concesionario es el mismo grupo empresarial que promueve el cuarto muelle de cruceros.

El proyecto es promovido por la empresa Muelles del Caribe S.A. de C.V. y cuenta con la autorización federal en materia ambiental de acuerdo al Oficio No. SGPA/DGIRA/DG-05859-21 emitido por la SEMARNAT con fecha del 7 de diciembre del 2021, así como con el título de concesión de la zona federal marítima publicado en el Diario Oficial de la Federación el 5 de enero del 2022 el cual fue otorgado de manera irregular por adjudicación directa y expedita por parte de la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes a Muelles del Caribe S.A. de C.V. por conducto de su representante legal el Sr. José Enrique Molina Casares.

Cabe mencionar que el proyecto no contaba con el título de concesión de la zona federal marítima terrestre (ZOFEMAT) al momento en que se otorgó el Título de Concesión. El proyecto se encuentra actualmente en suspensión temporal desde el 28 de enero de 2022 como resultado de un amparo indirecto en materia de derechos humanos, interpuesto por representantes del Colectivo Ciudadano Isla Cozumel el cual fue radicado con el número de expediente 62/2022 del Juzgado Tercero de Distrito en Cancún, a cargo de la jueza Pamela López Swain. 2.

ANTECEDENTES DEL COLECTIVO CIUDADANO ISLA COZUMEL

El Colectivo Ciudadano Isla Cozumel destaca que no es una Asociación Civil, un gremio o un sindicato formalmente constituido sino una agrupación constituida por residentes de Cozumel cuyo objetivo es frenar el desarrollo de proyectos devastadores, usurpadores de espacios públicos, socialmente injustos y desprovistos de beneficios económicos tangibles para la comunidad Cozumeleña. No somos un Colectivo ambientalista sino social. “Nuestra lucha es multidimensional e incluye la articulación de instrumentos jurídicos (amparos), la aplicación de estrategias responsables de comunicación social (tanto en redes sociales como en medios tradicionales) y el uso de los mecanismos de democracia participativa como la consulta popular”, destaca.

“Nuestro Colectivo no se identifica con los movimientos propagandísticos irresponsables que utilizan al medio ambiente como moneda de cambio con el fin de promover agendas políticas, empresariales y/o personales. Por ahora nos enfocamos en detener la construcción de un cuarto muelle de cruceros en Cozumel sin oponernos a los proyectos estratégicos impulsados por el Gobierno Federal como el Tren Maya. El acuerdo entre los miembros del Colectivo es el no involucrarnos en proyectos de los cuales no contamos con suficiente información y de los que desconocemos sus impactos ambientales, sociales y económicos”, agrega.

Hasta el momento el Colectivo:

1) Ha analizado cuidadosamente la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del proyecto.

2) Ha participado en la consulta ciudadana solicitada por un miembro del Colectivo durante el procedimiento de evaluación de la MIA por parte de la SEMARNAT.

3) Ha logrado (recientemente) conseguir toda la información concerniente al proyecto incluyendo los ANEXOS, los cuales fueron ocultados por la SEMARNAT a la ciudadanía durante el procedimiento de evaluación de la MIA y en los cuales se vertieron aspectos esenciales para la evaluación del proyecto.

4) Ha interpuesto dos amparos uno concerniente a las irregularidades y omisiones incurridas por la SEMARNAT durante el procedimiento de evaluación del proyecto, y el segundo basado en la violación de los derechos humanos de los residentes de Cozumel. El segundo amparo es el que hasta el momento ha logrado la suspensión provisional.

5) Ha solicitado en tiempo y forma al Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO) el organizar una consulta popular con la pregunta “¿Estás de acuerdo con la construcción de un cuarto muelle de cruceros en Cozumel?” para los próximos comicios, a efectuarse el cinco de junio del año en curso en el Estado de Quintana Roo y por consiguiente en el municipio de Cozumel, lugar donde se pretende llevar a cabo la realización de dicho proyecto.

Esta solicitud fue rechazada tajantemente por este instituto (sin ofrecer ninguna alternativa) bajo la excusa de que el tema es de competencia federal dejándonos en estado de indefensión. Por tal motivo, se interpuso un recurso de revisión del cual se espera una respuesta de parte del IEQROO próximamente.

6) Ha sostenido una reunión con la alcaldesa de Cozumel, Juanita Alonso Marrufo y miembros de su gabinete, para compartirles los argumentos vertidos en la consulta ciudadana con base en los cuales justificamos nuestra oposición al proyecto. También se les informó acerca de nuestras gestiones para acceder a una consulta popular y le solicitamos a la alcaldesa el invitar al presidente de la República, el Lic. Andrés Manuel López Obrador para que visite Cozumel y conozca personalmente el sentir del pueblo cozumeleño con respecto a este proyecto.

7) Ha detectado numerosas irregularidades y omisiones incurridos por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT) con respecto a este proyecto.

8) Ha detectado numerosas irregularidades y omisiones incurridos por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con respecto al otorgamiento del Título de Concesión de la zona federal marítima de este proyecto.

9) Ha concluido que las autorizaciones otorgadas por la SEMARNAT y la SCT incumplen con artículos específicos de la Ley General de Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA) y su Reglamento, así como la Ley General de Puertos y su Reglamento lo cual puede ser motivo suficiente para la revocación tanto de la autorización ambiental como del Título de Concesión de la zona federal marítima.

ARGUMENTOS EN CONTRA DEL PROYECTO

Requerimientos de nuevos muelles de cruceros en Cozumel cuenta con tres muelles de clase mundial: los cuales son subutilizados a lo largo del año. En 2019, año previo a la pandemia, se registró un porcentaje de ocupación del 61, 55 y 42% en los muelles Puerta Maya, SSA y Punta Langosta, respectivamente.

En los años previos a la pandemia se registraba un crecimiento anual promedio del 4% en el arribo de cruceros a Cozumel lo que indica que tomaría al menos 20 años para que los tres muelles existentes puedan saturarse al 100% a lo largo del año. En otras palabras, el mercado de cruceros actual, así como el proyectado, no justifica la construcción de un cuarto muelle de cruceros en al menos dos décadas. Despojo de los espacios públicos costeros El cuarto muelle significará el despojo de una zona costera importante donde la comunidad local y visitantes realizan diariamente actividades turísticas, deportivas y recreativas.

En otras palabras, se reducirán aún más los espacios costeros de uso público en Cozumel los cuales son en la actualidad escasos a pesar del Decreto Presidencial emitido el 21 de octubre del 2020 en el que se adicionan diversas disposiciones a la Ley General de Bienes Nacionales, para garantizar el libre acceso y tránsito en las playas.

Además, el área en donde se pretende construir el cuarto muelle es actualmente utilizada por numerosos prestadores de servicios turísticos locales que no cuentan con permiso para ingresar a las Áreas Naturales Protegidas. En otras palabras, el cuarto muelle reducirá aún más las áreas marinas aprovechables por la comunidad local por lo que representará un duro golpe a su economía y bienestar. Consumo excesivo de agua potable Debido al acelerado crecimiento demográfico y al incremento en el número de visitantes (principalmente cruceristas), Cozumel está en riesgo de experimentar en poco tiempo una crisis hídrica.

El consumo de agua potable asociado a la industria de cruceros se lleva cabo de dos maneras: 1) por el consumo de los cruceristas y tripulantes que desembarcan en la isla y por 2) la venta masiva de agua “desalinizada” a los cruceros para su uso durante sus travesías. El cuarto muelle propone recibir hasta dos cruceros de última generación diariamente capaces de transportar hasta 9,000 visitantes cada uno lo que podría representar un consumo diario de hasta 2,340,000 litros incrementando de manera importante la demanda del recurso hídrico en el municipio lo que sin duda afectará severamente el suministro a la población local en el corto plazo. Generación excesiva de aguas residuales La única Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) municipal existente en Cozumel (“San Miguelito”) cuenta con capacidad para tratar un flujo de aguas residuales de 125 litros por segundo que no satisface las necesidades actuales en temporada alta, periodo durante el cual se estima un incremento del 30% en el uso de agua potable (CAPA) lo que equivale a un flujo de 130 litros por segundo de aguas residuales generadas.

Esta situación se agravará seriamente si consideramos que hasta 18,000 visitantes podrán arribar diariamente en el cuarto muelle incrementando el vertimiento de aguas sin tratar adecuadamente al manto freático en temporada alta alcanzando hasta 2,246,400 litros diariamente.

Tránsito vehicular y navegación caótica Durante la operación del cuarto muelle, el tránsito vehicular a lo largo de una gran parte del malecón costero será caótico en horas pico debido a las restricciones viales y territoriales lo que afectará la movilidad hasta el centro de población de San Miguel y hacia a la zona hotelera sur. La consecuencia más grave de esto es que el desplazamiento de vehículos de emergencia como ambulancias y patrullas se verá seriamente ralentizado.

Además, la presencia del cuarto muelle afectará la navegación a lo largo del litoral de la isla comprometiendo las actividades de rescate que se llevan a cabo frecuentemente por la Secretaría de Marina ya que la Estación Naval de Búsqueda, Rescate y Vigilancia Marítima en Cozumel se localiza a tan solo 50 metros del área en donde se contempla construir el cuarto muelle. Derrama económica y “abaratamiento” de la isla De acuerdo a un estudio de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), a pesar de que los impactos económicos globales de la industria de cruceros son significativos, existen enormes fugas económicas dentro del modelo de ingresos local lo que afecta la creación de empleos y el nivel de los salarios.

La presión ejercida por la industria de cruceros sobre la infraestructura urbana y los recursos naturales de cada destino es significativa, y probablemente aumentará en el futuro cercano, por lo que se requieren serias inversiones públicas y privadas para proteger esta infraestructura y conservar el valor del destino, tanto desde la perspectiva de los residentes locales como la del visitante. De otra manera, el destino, en este caso, Cozumel se abaratará como destino turístico.

Una conclusión sorprendente de este estudio es que el ingreso salarial promedio por trabajo creado en esta industria, ha disminuido significativamente en Cozumel. Estos resultados muestran que, si bien los flujos económicos y la creación de empleo total derivados del turismo de cruceros se han incrementado durante los últimos nueve años en Cozumel, esto no se traduce necesariamente en mayores beneficios económicos para los empleados ya que tienden a ganar menos que en 2009 con una disminución salarial promedio del 37.3% registrada durante el periodo 2009-2018. Otro aspecto importante que afecta la derrama económica local son las comisiones que los cruceros retienen de todas las excursiones en tierra vendidas a bordo, lo que afecta los precios del mercado y los ingresos locales debido al “poder de mercado” con el que cuentan las empresas navieras.

PRESENCIA PACÍFICA

Al respecto, El Colectivo Ciudadano Isla Cozumel convocó a los ciudadanos asistan a las instalaciones del Poder de la Federación de Distrito 3 de Cancún, ya que se realizará una audiencia constitucional. La cita es mañana miércoles 27 abril a las 12 del día. La presencia será pacífica representando a la ciudadanía de Cozumel para que siga la suspensión del muelle.

Los comentarios están cerrados.