Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

El Caribe es una fiesta por Jorge González Durán

47

Jorge González Durán.- El descubrimiento de América se da en el Caribe. Gonzalo Guerrero, padre del mestizaje mexicano, naufraga en el Caribe. La conquista de México parte del Caribe. Durante la Colonia la relación de la península de Yucatán con el Caribe es fluida. A lo largo del siglo XIX el Caribe estuvo presente en el devenir de nuestro país, y particularmente de la península yucateca. Pero de repente algo pasó y nos alejamos del Caribe.

Cancún se fundó en 1970, pero su éxito y su mercado natural, el Este de Estados Unidos, no nos acercó al Caribe, a pesar de vivir en él. Cozumel e Isla Mujeres eran el Caribe mexicano, pero no se volteaba la vista hacia las demás islas de ese archipiélago de los prodigios. La identidad caribeña ha surgido después con la cultura y la comunicación con las islas caribeñas.

Para Graziella Pogolotti “Disperso, multilingüe y pluriétnico, el Caribe empieza a reconocerse a partir de una construcción cultural, obra de poetas, narradores, pintores y músicos. Poco a poco, acá y allá, con las herramientas forjadas en la tradición occidental, empezaron a traducir en imágenes su entorno inmediato. Vincularon lo culto y lo popular, recuperaron mitos, describieron costumbres y paisajes, salvaron fragmentos de una memoria perdida”.

Eliseo Alberto, describió así a las islas del Caribe: “Las islas son un sitio donde alguien llega y de donde alguien se va, y para ambos acontecimientos hacemos una fiesta. El horizonte es el límite de nuestra casa”. Y de Cuba dijo: “Con la isla pasó una feliz coincidencia: llegaron unos españoles locos y unos negros que sólo querían bailar; y se dedicaron a follar y a vivir; somos gandules, siempre de fiesta”.

Germán Arcienegas, el biógrafo del Caribe, describe el hechizo: “Cuando llegaron las naves de Colón, el Caribe pasó de súbito, a ser el cruce de todos los caminos. Por primera vez los pueblos de este hemisferio de vieron las caras. Y se las vieron los de todo el mundo. El Caribe comenzó a ensancharse y fue el mar del Nuevo Mundo”.

El Caribe no se puede concebir sin música y sin baile. El Caribe es el jolgorio del mundo. Pero México se había mantenido alejado de este mundo tan cerca y tan nuestro. Pero un día México redescubrió que también pertenece a este Mare Nostrum.

Quintana Roo, el Caribe mexicano, es vanguardia turística en el Caribe y en América Latina. El sonido, la emoción y el color del Caribe también son nuestros.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo