Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

El Cancún de diez, del presidente municipal de Benito Juárez – El descorche por Neftalí Samsa

30

Otra papa caliente le surgió al presidente Remberto Estrada Barba. Le estalló en plena cara, en el mismísimo palacio municipal, donde una patrulla de seguridad pública casi se mete hasta la oficina del presidente, quien no se encontraba ahí, pues andaba inaugurando con el señor gobernador del estado, Carlos Manuel Joaquín González, un edificio precisamente para mejorar la policía. Ahora, es seguridad pública quien protesta, y no me refiero al Director, quien tiene que estar alineado suceda lo que suceda. No, fueron las bases, los policías de todos los días quienes patrullan hasta la colonia irregular más apartada, allá donde vive el otro Cancún de menos cinco. Una raya más al tigre y es que nosotros los ciudadanos no comprendemos porqué este joven que prometía tanto, que se veía con ganas de hacer bien las cosas, con el paso del tiempo se fue convirtiendo en un títere de los intereses creados. Da la impresión que no lo dejan gobernar o que no se sabe rodear de las personas idóneas para desempeñar un buen gobierno. Por eso, nosotros los del pueblo, opinamos que debe existir la figura de la revocación de mandato, pero también nuestros señores diputados en lugar de estar vigilantes de las necesidades del pueblo, se ponen a legislar para ver de dónde sacan más dinero para seguir manteniendo sus extravagantes excentricidades.

Y es que prometer un Cancún de diez, está en verdad en chino ¿No te parece demasiada arrogancia amable lector? Máxime cuando desde la infancia nos restregan nuestros padres a diario que debemos “sacar diez, en los exámenes”, sin tener ni la menor idea de nuestras capacidades reales. Los psicólogos  dicen que no todos nacimos para obtener dieces, pero también nos afirman que si tenemos constancia, perseverancia y entusiasmo por hacer bien las cosas, podemos acceder al triunfo. Y constancia es lo que necesita el presidente Remberto Estrada Barba. En sus últimas apariciones en público se ve enojado, desganado, con ganas de tirar todo por la ventana y su rostro nos dice “ que ya acabe este calvario en el que me metí”. Quisiéramos regresar a unos pocos años atrás cuando nuestro Cancún era todavía un lugar muy tranquilo. Dirán muchos que éstos son otros tiempos, que ya Cancún se llenó de gente extraña, que sólo vienen a perjudicar la imagen del polo turístico número uno del país. Nada más falso, la gente buena es más y viene a trabajar. Sólo eso, a trabajar para poder medio mantener a su familia. Y otros tiempos fueron los de Benito Juárez, los del “Tata” Lázaro, los de Benjamín Franklin, los de Abraham Lincoln, los de Wiston Churchill, los de Charles de Gulle, y sin embargo, estuvieron a la altura de su tiempo y supieron escribir su nombre en la historia con letras de oro de veinticuatro quilates.

Es necesario que nuestros gobernantes tengan bien clara la visión de estadista, pero vemos en la actualidad que esa actitud brilla por su ausencia. Los presidentes municipales, algunos tienen un perfil académico impresionante, maestrías y doctorados en universidades extranjeras, se supone que deben hacer las cosas con corrección, ¿Entonces, porqué no son funcionales? Sencillo, porque se guían con estándares extranjeros anglosajones y la realidad de Latinoamérica es otra cosa. Pero por eso se cuenta con el sentido común, que en el caso del presidente de Benito Juárez, parece no funcionar.

LA ÚLTIMA Y NOS VAMOS.

El periodista por convicción y por ética no debe ser agorero de malos tiempos, pero lo que está sucediendo aquí en Cancún con las autoridades gubernamentales es realmente preocupante. Así lo comenta el pueblo por todas partes. Platicando con jóvenes lasallistas, el que esto escribe, escuchó el siguiente comentario: “Votamos por Remberto Estrada por su juventud y sus ganas de hacer un buen gobierno, pero nos ha decepcionado totalmente” ¡Hasta la próxima!

Comentarios

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More

Privacy & Cookies Policy