Este asesinato fue perpetrado en la Región 90, Manzana 6, en la calle 50, por lo que habitantes de esta zona marcaron al número de emergencia 911, desde donde enviaron a policías municipales y a personal ministerial.

De acuerdo a los testigos, sólo escucharon una detonación de arma de fuego y los asesino escaparon en un vehículo con rumbo desconocido.

Al lugar llegó personal del Servicio Médico Forense para hacer el levantamiento del cuerpo, el cual había quedado tendido sobre la calle con los brazos extendidos, junto a un carro gris.

Los agentes ministeriales recabaron pistas en el lugar para tratar de dar con el o los responsables de este artero crimen.