Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Dueña de Borrego Viudo responsabiliza de su integridad a La Unión de Tepito y a la delegada de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez

147

La clausura de la taquería El Borrego Viudo evidenció un conflicto de despojo y extorsión, en el que incluso el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, ordenó una investigación por la supuesta operación de la delincuencia organizada en el inmueble.Verónica Villagrana Camarena exhibió a MILENIO las escrituras y el uso de suelo que la acreditan como legítima propietaria del negocio ubicado en avenida Revolución, colonia Tacubaya, así como la denuncia por despojo ocurrido el pasado 12 de marzo.

Ayer la Procuraduría General de Justicia capitalina informó que no existe una denuncia concreta sobre la presunta injerencia de integrantes de La Unión de Tepito en la operación de la taquería, por lo que instruyó abrir una carpeta de investigación al respecto.

La propietaria acusó que miembros de esta organización criminal y autoridades estarán coludidos en el despojo del que fue víctima.“Me asombra muchísimo que se permita en esta ciudad estén pasando estas cosas, en un establecimiento que es reconocido y que tiene tanta trayectoria. Se ha hablado que en CdMx no existe derecho de piso y creo que este es un claro ejemplo de lo que está pasando, el crimen organizado está en la ciudad y está en contubernio con las autoridades”, denunció.Según la escritura número 56720, del 9 de abril de 2013, Verónica Villagrana Camarena aparece como dueña de los predios que comprenden la famosa taquería. La averiguación previa iniciada por despojo está contenida en la carpeta de investigación no: CI-FMH/MH-4/UI-1  S/D/ 00897/ 03- 2017.“Llamada vía telefónica por parte de mi señor padre de nombre José Villagrana Camarena, quien me da aviso que habían llegado a tomar posesión del negocio ubicado en avenida Revolución número 241, colonia Tacubaya, Miguel Hidalgo, gente que había cambiado chapas y cerraduras del local destinado a taquería conocida como El Borrego Viudo, y además un grupo de choque que no permitía el acceso a los locales”, se explica en la denuncia.Tras recalcar que no se trata de un conflicto por un litigio familiar, ya que la única dueña es ella, según consta en los documentos, Villagrana Camarena responsabilizó a su primo, Conrado Villagrana Martínez de irrumpir en el negocio acompañado del grupo armado vinculado con homicidios y narcotráfico.Además, cuestionó el proceder de las autoridades, ya que cuando ella padeció el despojo no tuvo apoyo de la policía capitalina o la delegación.“Nos queremos apegar al derecho y a la legalidad. Me sorprende muchísimo cómo se están dando las cosas. Estoy sorprendida de que la jefa delegacional (Xóchitl Gálvez) se haya metido y tenga tanto interés, lo que nunca mostró cuando nosotros tuvimos la posesión. Si yo la hubiera tenido, los sellos (de clausura) seguirían puestos, pero los quitaron en un sábado, un día que no es hábil, ¿cómo es eso?”, manifestó.El pasado viernes, el Instituto de Verificación Administrativa (Invea) de Ciudad de México colocó sellos de clausura a la taquería El Borrego Viudo, porque carecía “del uso de suelo correspondiente”.El sábado, personal del negocio presentó la documentación actualizada y los sellos fueron retirados, pero se le impuso una multa de 52 mil pesos.Ese mismo día y tras el retiro de los sellos, Xóchitl Gálvez realizó una transmisión a través de Periscope, celebrando el hecho y animando a los trabajadores de la taquería. Incluso en la transmisión, según identificó la propietaria, la delegada dialogó con Maviael León, presunto abogado de la taquería.“Él no es abogado del establecimiento, sirve a los criminales que han tomado un negocio familiar. Él dice que presuntos empleados del Invea les pidieron 100 mil pesos para no clausurar el establecimiento, pero no es cierto. Desde que nos quitaron el control hay presencia de personas armadas y quienes golpearon en alguna ocasión a trabajadores del Invea no son nuestros trabajadores, eso nunca lo hubiéramos permitido.La dueña expuso que se trata de un negocio que comenzaron su padre y su tío en 1972, bajo el nombre de taquería El Progreso, en el que siempre ha estado involucrada en su funcionamiento.Incluso, dijo, ya existían planes para una renovación integral del establecimiento, lo que pudo haber acelerado la irrupción del grupo delincuencial.“Estoy preocupada por mi integridad física. Estamos enfrentándonos a un grupo de delincuentes. Responsabilizo si algo me llegara suceder a mí o alguien de mi familia a La Unión de Tepito, a la delegada de Miguel Hidalgo, Xóchitl Gálvez y a la Secretaría de Seguridad Pública”, señaló.La propietaria exigió al jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, investigar el despojo y la extorsión en la emblemática taquería.En tanto ayer, Mancera advirtió que en la capital la gente armada no será permitida y se hará todo lo que será necesario para contrarrestarla.La Procuraduría capitalina informó que la Fiscalía Antisecuestros será la encargada de verificar las condiciones en las que opera el negocio y si sus legítimos dueños han sido víctimas de extorsión.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo