Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Dinamarca, Austria y otros cinco países europeos suspenden la vacunación con AstraZeneca por muertes causadas por trombosis

227

Dinamarca ha detenido la vacunación con AstraZeneca después de la muerte de una persona vacunada causada por un coágulo de sangre grave, un gesto que han imitado horas después Noruega e Islandia, como medida de precaución. Son los tres últimos países en sumarse a la decisión de Austria, que ha detectado la muerte de una enfermera joven y tres reacciones graves por trombosis tras serles administradas esta vacuna. España, sin embargo, ha confirmado que no se ha registrado ningún caso de efectos secundarios relativos a esta patología y ligados al antídoto de AstraZeneca.

Luxemburgo, Letonia, Estonia y Lituania también han apostado por dejar de vacunar con el antídoto de la farmacéutica británica hasta que la Agencia Europea del Medicamento estudie la situación a fondo y aporte más información. La ministra de Sanidad española, Carolina Darias, ha confirmado que esta misma mañana está desarrollándose una reunión de los expertos de esta institución en su sede de Ámsterdam para analizar a fondo la situación. 

La EMA ha asegurado que podría emitir “hoy o mañana” un consejo sobre el uso del fármaco en la Unión Europea, aunque, por el momento y tras el estudio de los casos comunicados por Austria, no advierte una relación causal entre el medicamento contra el covid de AstraZeneca y las trombosis. En Austria, una enfermera joven ha muerto por este motivo diez días después de recibir la vacuna. Otra persona se encuentra hospitalizada después de experimentar una embolia pulmonar causada por un coágulo sanguíneo; y otros dos casos, que también recibieron un antídoto del mismo lote de vacunas, han padecido episodios de trombos y embolias. 

Tras el anuncio de Dinamarca, Reino Unido ha salido a defender la eficacia de la vacuna desarrollada por AstraZeneca en colaboración con la Universidad de Oxford, y con la que se está vacunando a toda la población británica. “Hemos dejado claro que la vacuna es tanto segura como efectiva… y cuando la gente sea llamada a administrársela, deben hacerlo con confianza”, ha asegurado el primer ministro, Boris Johnson.

Sin notificación de trombosis en España
“En España no ha sido notificado ningún efecto de este tipo de eventos trombóticos. En relación a otras cosas sí, como cefaleas, dolor en la zona y trastornos intestinales”, ha explicado Darias en La Sexta. La ministra ha pedido prudencia, ha insistido en que “estamos en buenas manos” y ha asegurado que todavía no se ha establecido relación causal entre los sucesos en Dinamarca y Austria y la vacuna de la Universidad de Oxford. 

En ninguno de los casos de las víctimas se ha podido probar, por el momento, la relación directa entre los trombos y la inyección contra el covid-19. Así lo comunicó la propia Agencia Europea del Medicamento este miércoles en relación a las reacciones adversas en Austria. Ni siquiera AstraZeneca incluye esta patología como un efecto secundario de su vacuna.

El Gobierno de Austria relacionó todos los incidentes con un lote de la vacuna de AstraZeneca, el ABV5300, entregado a 17 países de la UE y compuesto por un millón de dosis del antídoto. Tras el primer examen del comité de seguridad, la EMA explicó que continuará explicando las causas de estos coágulos sanguíneos, pero advirtió que el número de personas que ha sufrido estos trombos no es significativo en relación a la prevalencia general en la población.

Se impone la precaución
Sin embargo, el vínculo en varios casos entre la administración del suero inmunizador y la muerte por trombos días después ha puesto en alerta a estos países, que han preferido detener el proceso y acudir a la Agencia Europea del Medicamento en busca de respuestas.

“Todavía no sabemos si los coágulos de sangre y la muerte de un ciudadano se deben a la vacuna, pero ahora debe examinarse a fondo por motivos de seguridad”, ha declarado Tanja Erichsen, directora del departamento de la Agencia Danesa de Medicamentos, según recoge el diario Politiken.

Las autoridades sanitarias danesas han asegurado que la decisión ha sido difícil, especialmente en un momento en el que el plan de vacunación necesita de todas las vacunas de las que se pueda disponer para continuar inmunizando a la población. “Pero precisamente porque vacunamos a tantos, también debemos responder con atención oportuna cuando se tiene conocimiento de posibles efectos secundarios graves. Necesitamos aclarar esto antes de que podamos seguir usando la vacuna de AstraZeneca “, ha confirmado Søren Brostrøm, portavoz del Ministerio de Sanidad.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo