Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Día del Maestro en Cancún un tema de gran reflexión porque es mucha responsabilidad

92

Por: Román Martínez

CANCÚN, 15 de mayo.-Elías Bautista Reinhardt, maestro egresados de  la Escuela Normal  de Educación  Física de Puebla,  declaró que ser profesor es increíble, no para  vivir, sino para dar clases, pues es un profesión que le  permitió legar sus conocimientos durante 31 años, porque ya se jubiló.

Disfrutando con su esposa,  que también es maestra, de un rico desayuno en conocido restaurante, recordó que  no  se le va a olvidar que su carrera le dio la oportunidad de viajar a muchos juegos  en el país, en distintos estados de la República.

Dijo que sus alumnos le llegaron a manifestar que él debería ser el maestro de todas las materias,  porque  sabe cómo aprenden  los estudiantes,;  eso fue en la secundaría, porque con usted si nos  gusta cómo da su clase”, afirmó.

De estudiantes que fueron sus alumnos, está el ex alcalde,  Julián Ricalde,  en la secundaria federal seis y en la preparatoria en La Salle. Otro es Gerardo Mora Vallejo, actual gerente general de CAPA en el estado, amos eran buenos muchachos,” Ricalde un poco más bonachón, pero era bueno”.

Se despidió Elías al recomendarle a sus  compañeros que como maestros se esmeren en  que sus estudiantes  si estén motivados para aprender y que nunca dejen de prepararse, porque los hombres son más relajientos  y las mujeres son más  dispuestas al trabajo.

                  La educación es de tres, papás, maestros y alumnos

Su esposa de Elías, la también profesora,  Yolanda Morales Olivera, de educación primaria, dijo que se   siente orgullosa de ser maestra, porque ama a los niños y para ella es todo su profesión;   “es un honor y un orgullo, desde pequeñita, no me arrepiento de ser maestra, a pesar de  todas las piedras que os ha puesto el gobierno”, aseguró.

La entrevistada que tiene 23 años de dar clases, añadió que  es profesora en la escuela Popol Voh, en Barrio Mata; “soy una maestra muy exigente; prefiero, como mujer, más a las niñas, aunque los niños ya se adaptan más en la época que vivimos, sobretodo porque en la ciudad que vivimos  son más  independientes”,  recalcó.

De los maestros  de antes que daban reglazos y aventaban el borrador al que se  portaba mal,  ambos comentaron que desafortunadamente ya se acabó esa estrategia, que finalmente daba mejores resultados, porque hasta se decía que con sangre entran mejor las letras; “faltan  valores, principios, mucha educación. Todo eso está limitado y por eso hay tantos vagos, groseros, vándalos, drogadictos”, mencio.

 A los papás les recomienda que estén más pendientes de sus hijos, que no le dejen todo al maestro porque la educación es de tres, del maestro, el alumno y os padres de familia, para que un niño tenga éxito en la vida.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo