Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Detienen a presuntos asesinos del empresario Fernando Leeuw

129

Fueron capturados el ex policía de Tránsito municipal Miguel Arcángel Cupul Rosado alias “El Mudo“, junto con su concubina Nataly Negrete Chan (a) “La Gata” y/o “La Diabla” acusados de ser los asesinos de Fernando José de Leeuw y Santiago de 64 años, además de que fue detenida una mujer de nombre María Adelaida Arévalo Pacheco por encubrimiento. Al cierre de la edición se supo que fueron detenidas dos personas más por encubrimiento al ser ellos quienes tenían en su poder un televisor de la víctima y un maletín, aunado a que se recuperaron más objetos.

Se esclareció el asesinato del que fuese líder de la Asociación de Clubes Vacacionales, Fernando de Leeuw, que ahora se sabe fue perpetrada por una persona de nombre Miguel Arcángel Cupul Rosado alias “El Mudo” de 31 años originario de Panabá, Yucatán, pero radicado en Cozumel con su familia desde hace 28 años y que hace cosa de siete años perteneció a la policía de Tránsito municipal.

De igual forma fue detenida por estar involucrada en el homicidio su pareja sentimental Nataly Negrete Chan alias “La Gata” y/o “La Diabla” de 21 años originaria de Cozumel, quien en un tiempo ejerció la prostitución clandestina y fue en esa actividad donde conoció al ahora occiso.

A los dos se les acusa de haber dado muerte de 19 cuchillazos a Fernando de Leeuw durante la noche del pasado 8 de junio en la casa de dos pisos que rentaba en la 15 avenida bis “C” entre calles 21 y 23 de la colonia Colonos Cuzamil.

Lo anterior fue informado por el procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, en conferencia de prensa ofrecida a las 18:30 horas de este jueves en las instalaciones de la décima agencia ministerial. Durante su relatoría detalló que “El Mudo” al igual que su concubina “La Gata” y/o “La Diabla”, reconocieron su participación directa en el homicidio, declarando que ambos regresaron a Cozumel junto con sus dos pequeños hijos luego de radicar en el puerto de Progreso, Yucatán, donde pasaban dificultades económicas.

Aunque en Cozumel no cambió la situación, y antes del asesinato al no tener dinero para comprar leche a sus hijos, Miguel Arcángel Cupul Rosado le preguntó a Nataly Negrete Chan si no se acordaba de alguno de los clientes que tuvo que tuviera dinero para robarle, a lo cual ella mencionó a un tal “Fer”, a quien la mujer fue a buscar a la casa donde vivía pero ya no radicaba ahí, pero una persona le proporcionó el número telefónico de Fernando de Leeuw y lo contactó presentándose como “Dulce”, alias con el que fue reconocida por el fallecido.

Ella le pidió un “paro”, fue en eso que el ahora occiso le dio su nueva dirección a donde fue a verlo junto con Miguel Arcángel que se hizo pasar como su hermano, ambos tomaron unas copas y allá Fernando de Leeuw le dio a la mujer 200 pesos que necesitaba.

De Leeuw y Santiago le dijo a “La Gata” y/o “La Diabla” en esa ocasión que deseaba estar con dos mujeres, por lo cual Miguel Arcángel, al salir de la casa le propuso a su concubina que llevara a una amiga de nombre María Adelaida Arévalo Pacheco porque según es “entrona” y que mientras María Adelaida estuviera con él le podrían robar.

Al proponerle esto a María Adelaida Arévalo Pacheco aceptó participar, y fue en eso que contactaron a Fernando José de Leeuw y Santiago a quien le envió fotos de la amiga y quedaron de ir a su casa el 8 de junio a las 20 horas.

Ambas mujer llegaron y entraron para luego departir con Fernando de Leeuw, mientras tanto, Miguel Arcángel Cupul Rosado ingresó furtivamente al predio saltando la barda ayudándose a subir por una palmera y se quedó esperando el momento en que le iban a abrir la puerta.

Pasó un rato y María Adelaida Arévalo Pacheco, dijo que era tarde y se tenía que ir, lo cual molestó al ahora occiso quien le dio 500 pesos para que se fuera, y “La Gata” y/o “La Diabla” tuvo que subir con él a la habitación y sin darse cuenta de Leeuw, ella tomó un cuchillo que hábilmente escondió en la cama, luego le empezó a dar masajes al varón por la espalda, siendo en eso que Fernando de Leeuw le pidió que fuera por unos hielos pues seguían ingiriendo bebidas embriagantes.

En el momento que ella bajó, aprovechó para abrirle la puerta a “El Mudo”, que al entrar también tomó un cuchillo y se escondió en un cuarto contiguo al que la pareja estaba, siendo en eso que al paso de los minutos, ella y él ahora occiso empezaron a tener caricias, lo que vio de algún modo el detenido que entró intempestivamente para agredirlo salvajemente a puñaladas, porque según le ganaron los celos y fue cegado por la ira, pero que también Nataly sacó el cuchillo que guardó en la cama y también le asestó varios cuchillazos.

Una vez que lo vieron muerto, ambos se apoderaron de dos teléfonos celulares Iphone, una cadena de oro, tres relojes, algunas alhajas, y un televisor. Luego “El Mudo” le ordenó a “La Gata” y/o “La Diabla”, que lo esperara porque iba por un vehículo para transportar lo robado, consiguiendo una motocicleta de la marca Italika en la cual acomodaron las cosas y se las llevaron a casa de un familiar del asesino, donde la pareja durmió y al día siguiente se marcharon a la casa de la madre de Miguel ubicada en las inmediaciones de la calle 33 con 40 Sur de la colonia San Miguel Dos, donde se escondieron una semana en lo que iban empeñando o vendiendo algunas cosas.

Posteriormente viajaron hacia Playa del Carmen donde vendieron un teléfono celular y los relojes, enseguida viajaron a Cancún donde vendieron un teléfono celular, siendo que de allá se marcharon a Progreso, Yucatán, donde permanecieron escondidos hasta el pasado miércoles, cuando fueron detenidos por elementos de la Policía Judicial de Yucatán por medio de una colaboración solicitada. En tanto que a María Adelaida Arévalo Pacheco se le detuvo en Cozumel el pasado miércoles.

El procurador dijo que falta recuperar un cuchillo con el que le dieron muerte a Fernando de Leeuw, pues solamente encontraron uno con filo dentado, pero se han abocado a las pesquisas para dar con este objeto.

Al cierre de la edición, se ventiló que la Policía Judicial había logrado la detención de dos personas más por encubrimiento al ser ellas las que tenían el televisor pantalla plana, y un teléfono celular que fue robado de la casa de Fernando de Leeuw, e igualmente se dice que se recuperó un maletín del que se desconoce su contenido.

Mientras que en la casa de empeño “La Isla” ubicada en la 65 avenida entre 25 y 27 de la colonia San Miguel Dos, fue recuperada este jueves alrededor de las 19 horas, una cadena de 14 kilates de oro blanco propiedad del occiso por la cual le dieron a la pareja acusada de asesinato 3 mil 500 pesos, y ya fue puesta a disposición de la autoridad ministerial para las actuaciones correspondientes.

Cabe señalar que Miguel Arcángel Cupul Rosado alias “El Mudo”, es un ex policía de Tránsito municipal que fue dado de baja el 28 de agosto del 2009 por haber extorsionado con 100 dólares a unos turistas de origen italiano en la costa oriental de la isla, a la altura de Playa Bonita.

Al quedar fuera de la policía, se integró a laborar en el desaparecido bar denominado “La Caverna de Rex”, que estaba sobre la 30 avenida entre 3 y José María Morelos de la colonia Centro, donde se dedicó a la venta de estupefacientes.

Entre sus antecedentes delictivos, sobresale que en enero del 2012 fue detenido junto con Mario Antonio Sánchez Loría, porque despojaron de una cadena de oro a una mujer de 51 años en la 90 avenida con José María Morelos. Cuando la policía municipal los detectó, uno de los agentes tuvo que hacer un disparo al aire para que se detuvieran porque ya escapaban.

Miguel Arcángel Cupul Rosado alias “El Mudo” y Nataly Negrete Chan, alias “La Gata” y/o “La Diabla” quedaron formalmente presos acusado de homicidio calificado que se encuentra radicado en la averiguación previa 76/2015.

Mientras que a María Adelaida Arévalo Pacheco, a quien se le detuvo en Cozumel el pasado miércoles, le fincaron el cargo de encubrimiento porque sabía del robo que se iba a llevar a cabo.

Las tres personas se encuentran detenidas en las celdas de la Policía Judicial, y tienen que declarar ante el Ministerio Público del Fuero Común, para que se pueda llevar a cabo la consignación del expediente al Juzgado Penal.

Cabe mencionar que llegaron policías judiciales de Cancún al mando del comandante Fredy Castro Piña, quienes fueron ellos los que sacaron el trabajo adelante, ante la inoperancia de la Policía Judicial de Cozumel.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo