Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

DESTRIPACUENTOS Por Antonio Callejo

41

La grave epidemia de dengue al final del gobierno de FGC

Poco conocida hasta ahora, una crisis por una epidemia de dengue ocurrida en la isla de Cozumel durante el año 2011, es un elemento importante al que se le atribuye la pérdida del posicionamiento de la isla como destino turístico, pues generó una disminución en los flujos de visitantes, con una consecuente pérdida de empleos y el fallecimiento de hasta el 8.5 por ciento de las personas infectadas, según revela un estudio publicado a finales del año pasado, hace seis meses.

Se trata del periodo correspondiente al último año de gobierno del ex mandatario estatal, Félix González Canto, actualmente senador, y quien por cierto dejó de vivir en esa isla de la que es oriundo, pues cambió su residencia permanente a la ciudad de Chetumal.

El estudio de referencia se llama: “Turismo y dengue en Cozumel, una aproximación desde sus implicaciones”. Sus autores son: Alejandro Palafox Muñoz, de la Universidad de Quintana Roo; Israel Quián Gómez, de la Universidad Intercultural Maya y Armando Macu Choc, de la Universidad del Carmen. Fue publicado “El Periplo Sustentable”, revista de la Universidad Autónoma del Estado de México, en diciembre de 2013.

Para ir directo a los resultados, que revelan un grave relajamiento en el sistema de salud pública del estado durante ese último tramo del gobierno de González Canto, se concluye que:

“En el año 2011 la población de la isla de Cozumel afirma que el dengue clásico y el dengue hemorrágico impactó al sector turístico en los siguiente: Población infectada (39.5%); Disminución del flujo turístico (27.5      %); Pérdida del empleo (9.5%); Muerte por la enfermedad     (8.5%)”.

Y también en el apartado de las conclusiones, los investigadores reseñaron la opinión de los cozumeleños:

“Por ello, el 49.5 % de la población encuestada opina que la isla de Cozumel no está preparada para una epidemia causada por dengue”.

EL 32 por ciento del universo de encuestados tuvo dengue

“En este sentido, para el año 2011, del total de los encuestados el 32 % fueron contagiados en ese año, distribuidos en dos tipos: el 57 % sufrió de dengue Clásico y el 43 % de dengue Hemorrágico; del total de enfermos únicamente el 48 % tuvo la necesidad de ser internado. La mayoría de los hospitalizados estuvo dos días en algún sanatorio, aunque es pertinente hacer notar que el 7 % de la población encuestada permaneció 30 días recluido en algún hospital. Con base en los datos recabados en campo, el 38 % estuvo recluido en el Centro de Salud de Cozumel, el 35 % en la clínica IMSS, el 18 % en alguna clínica particular (Centro Médico Cozumel, IslaMed, Clínica San Miguel) y, finalmente, sólo un 8 % fue atendido en el ISSSTE de la localidad. Como se plasmó anteriormente, es de notar que no todas las personas encuestadas tienen afiliación a la seguridad social provista por el Estado, ante ese panorama, el 31 % de las personas infectadas tuvieron la necesidad de recurrir a alguno de los hospitales particulares de la localidad”.

A propósito de la crisis por la Influenza AH1N1

Los investigadores responsables de este trabajo, señalan que fueron motivados a realizarlo luego de la alerta sanitaria por la aparición del virus de la Influenza AH1N1, pues se percataron de la relación y el impacto tan importante que tienen los sistemas de salud en los destinos turísticos.

Así lo indican:

“En la zona del Caribe existe la amenaza de contraer dengue, enfermedad transmitida por el mosquito Aedes aegypti (vector); esta afección viral genera daños cuantiosos en la economía, en las actividades productivas y en el turismo (Zúñiga et al., 2009). Con base en lo anterior, el presente artículo pretende revelar el impacto del dengue en el sector turístico de Cozumel durante el año 2011. La metodología que se aplicó para este estudio está basada en la utilización de métodos cuantitativos (cuestionario) y métodos cualitativos (observación directa). “La aplicación del instrumento de campo se realizó mediante un muestreo de tipo estratificado con base en las Zonas de Atención Prioritaria (ZAP’s) de la localidad (Frausto y Rojas, 2005). Con la información obtenida del trabajo de campo, mediante la aplicación del instrumento a las diferentes colonias, algunos resultados permitirán identificar que la población afectada forma parte del sector turístico, así como también cuáles fueron los impactos de esta enfermedad en el ámbito social y económico”.

No estuvo preparada la isla en ese tiempo

“Para conocer las implicaciones que derivan del contagio por Aedes Aegipty, es importante destacar que el 79 % de los encuestados tiene afiliación a algún servicio de salud: Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS 40 %), Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del  Estado (ISSSTE 8 %) y Seguro Popular (31 %).

“Por otro lado, Villegas (2011) y Miranda (2011) manifiestan el deceso de dos personas por dengue hemorrágico, una en el Centro de Salud de Cozumel y otra en el IMSS; ante los resultados, se preguntó, en la encuesta, sobre la suficiencia de los servicios de salud en caso de emergencia sanitaria. Al respecto, el 71 % opina que son insuficientes las instituciones de salud para la atención de este tipo de contingencias, en este caso provocadas por algún vector, ya que, según la encuesta, el 30.8 % tuvo problemas económicos con la atención a los enfermos.

“Cozumel es una isla en donde la mayoría de la población está inmersa directa o indirectamente en el sector turístico. Para efectos de esta investigación, el 79 % de los encuestados trabaja en el sector turístico, en su mayoría en el sector hotelero (35 %) y en el restaurantero (24 %). Lamentablemente el 4 % de los encuestados perdió el trabajo como consecuencia de la enfermedad, y el 20 % de ellos tuvo sanciones económicas (descuentos) por la inasistencia laboral. El 62 % vieron afectados sus ingresos durante la convalecencia, ya sea por haber requerido hospitalización en una clínica particular (10 %), compra de medicamentos (60 %), pérdida del empleo (10 %), entre otros. Es pertinente destacar que el sector turismo es uno de los ambientes económicos donde en mayor medida se ha precarizado el empleo (Palafox, Zizumbo y Arriaga, 2010).

“Después de la emergencia, la población tomó medidas diversas para evitar el contagio, entre las que destacan el uso del repelente, limpieza de patios para evitar la reproducción del vector, destrucción de posibles criaderos y colocación de mosquiteros. Estas recomendaciones fueron provistas por las autoridades (73.5%). Asimismo, el gobierno municipal comenzó la fumigación como medida correctiva, ya que el 68 % de la población encuestada afirma que esta actividad se realiza cada tres meses”. (@Antoniocallejo)

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo