Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Desde el Palco | ¿Para qué un cuarto diputado? | Julio César Silva Cetina

46

Desde la elección federal de 2006, luego de que en 2005 se hizo una redistritación electoral federal, Quintana Roo cuenta con tres distritos e igual número de legisladores federales electos por mayoría.

Adicionalmente, algunos políticos con cierto prestigio o influencia dentro de sus partidos suelen acceder a la Cámara de Diputados por la vía plurinominal, aunque éstos, según una oferta hecha por el presidente Enrique Peña Nieto en campaña para “adelgazar” al Poder Legislativo tendrían que desaparecer, aunque ello no fue considerable en la reforma política que se aprobó.

Así, en la actual Legislatura Federal Quintana Roo cuenta con seis diputados, tres de mayoría (los priistas Román Quian Alcocer y Raymundo King de la Rosa y la perredista Graciela Saldaña Freyre) y otro tanto de plurinominales, la del PRI Lizbeth Gamboa Song, la panista Alicia Ricalde Magaña y la pevemista Gabriela Medrano Galindo.

El año pasado el extinto Instituto Federal Electoral (IFE) inició un proceso de redistritación, para reestablecer el equilibrio poblacional de los distritos usando los datos del censo más reciente (2010).

Algunos estados, como Aguascalientes e incluso el Distrito Federal, perderían espacios y otros, como Quintana Roo, ganarían por lo menos uno para Benito Juárez.

La medida iba a perjudicar a todos los partidos políticos: perderían distritos en algunas zonas del país, lo ganarían en otros o quedarían igual. Ante ello, sus líderes presionaron y el IFE decidió cancelar el proceso en el que se habían gastado $40 millones. Total, es dinero de los contribuyentes.

El nuevo Instituto Nacional Electoral heredó el pendiente, pero trabajará en ello hasta después de las elecciones federales intermedias del próximo año.

Pero hay a quienes se les cuecen las habas. Hace unos días la secretaria general del PRI estatal, Leslie Berenice Baeza Soto, manifestó que “es necesario un cuarto distrito federal electoral”.

¿Necesario para quién? ¿El mesero, el taxista, el recepcionista de algún hotel necesitará de un cuarto diputado federal electo por mayoría? ¿Contar con otro legislador sería un beneficio tangible para todos?

Será cuestión de tiempo para que Quintana Roo tenga no un cuarto distrito, sino un quinto, sexto o séptimo, lo que seguramente ocurrirá en unos años más conforme aumente la población. Al final lo que importa no es el número de distritos “necesarios”, sino analizar el resultado del trabajo de los actuales legisladores.

¿A quiénes ha beneficiado su presencia en la Cámara de Diputados? Analizar la calidad y no la cantidad de las iniciativas de ley que han presentado, ¿cuántas de éstas se han aprobado? Y cómo beneficia su aplicación.

En México hay más representantes populares federales que en Estados Unidos, donde no existe el concepto de diputado plurinominal. Mientras en el país vecino cada legislador representa a 735,000 habitantes, en nuestro país hay un diputado por cada 350,000 habitantes en promedio, aunque ese número baja a 210,000 si se toma en cuenta a los “pluris”.

Algunos podrían decir que en Estados Unidos la población no está debidamente representada y que en México sí, pero ¿dónde funciona mejor la denominada Cámara Baja?

En México, a pesar de que la población pudiera estar “mejor” representada con más diputados, en realidad las decisiones en la Cámara las toma una cúpula integrada por unos cuantos poderosos políticos enquistados en la estructura desde hace décadas.

¿Entonces para qué un cuarto diputado de mayoría? ¿Servirá de algo?

Platea
El reconocimiento, la declaración de “Hijo consentido de Cancún” hecha el viernes pasado al futbolista Carlos Vela, pareciera algo menor, pero es una carretada de arena en la tarea de fomentar la identidad, de fortalecer el arraigo.

Muchas ciudades antiguas suelen distinguir a sus vecinos que destacan en diversas facetas y era momento de que se hiciera algo similar en esta ciudad, donde cada vez hay más cancunenses que destacan en el deporte, las artes y el espectáculo, que son el rostro de una ciudad joven, pujante y que marca la pauta y liderazgo en una de las principales actividades económicas del país.

El tino de crear reconocimientos como el entregado a Carlos Vela corresponde al gobernador Roberto Borge Angulo y al alcalde Paul Carrillo de Cáceres.

Lo que sigue será reglamentar esa distinción, elevarla a rango de ley para que no sea algo pasajero, pero también para establecer los criterios y requisitos que deben cumplir los candidatos a recibirla.

Correo: jsilva@palcoquintanarroense.com

Twitter: @JulioCsarSilva y @PalcoQRroense

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo