Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Descontento ciudadano

43

Es la subsecretaria de Control y Operación, Bibian Castillo Dzul, quien decide cuándo se ponen los filtros de Tránsito, en dónde y para qué, informó la misma Secretaría Municipal de Seguridad Pública. Estos operativos han provocado el hartazgo de la ciudadanía, pues los excesivos costos de las multas y arbitrarios retenes instalados son exhibidos en las redes sociales, en donde se afirma que los elementos “inventan” delitos para multarlos, a pesar que la situación económica actualmente es precaria. 

Una multa en estos filtros tiene un costo mínimo de mil 800 pesos, los cuales tienen un 50 por ciento de descuento en los primeros 15 días.

A pesar que la Dirección de Tránsito no da una respuesta al caos vial que se vive en la ciudad, siempre da de qué hablar, ya que el mal manejo de algunos de sus recursos o elementos causa que siempre se les involucre en casos de corrupción. 

Los nuevos filtros de vigilancia ubicados en diversos puntos de la ciudad son una nueva prueba, pues desde que son cada vez más frecuentes, la ciudadanía no ha parado de protestar, pues aseguraron que son inservibles, obsoletos y una nueva forma de sacarle dinero a la gente. 

Mediante las redes sociales los afectados han señalado que los elementos de Tránsito paran a las personas por delitos falsos sólo para cobrarles multas excesivas, lo que sin duda afecta de manera considerable a los bolsillos de las familias. 

Y es que una multa en estos filtros tiene un costo mínimo de mil 800 pesos, costo que en los primeros 15 días tiene un 50 por ciento de descuento para “evitar” un gasto excesivo. 

Lo que las autoridades no recuerdan que 800 pesos para una familia de tres personas representan una despensa de comida e insumos básicos de una semana o menos, por lo que pagar una multa sin duda quita el balance a los gastos.

Al ser cuestionada sobre los filtros, la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito informó que estos operativos son ordenados por la subsecretaria de Control y Operación, Bibian Castillo Dzul, quien especifica dónde, cómo y por qué se instalarán.

Aunque se les cuestionó: ¿con base a que términos se realizan y qué hacen con los señalamientos negativos de los filtros?, las autoridades se limitaron a decir que se hacen en pro de la ciudadanía y para evitar accidentes automovilísticos.

Mientras los descontentos siguen, se desconoce si la dependencia municipal insistirá en instalar estos dispositivos, pues esos elementos podrían estar ayudando en las vías con más problemas en la hora pico, como la avenida Cobá y entrada de zona hotelera. 

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo