Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Demandan a funcionaria de Cancun; Es Hermana de Jorge Portilla secretario de SINTRA

229

CANCÚN, Q. Roo.- Emplazan a juicio ordinario mercantil en Juzgado de Distrito a Lydia Esther Portilla Manica, directora de Relaciones Públicas del Ayuntamiento de Benito Juárez y hermana menor del secretario de Infraestructura y Transporte (Sintra), Jorge Portilla, porque no acreditó el pago de 4 millones 138 mil 25 pesos por la compra del departamento 62, que se encuentra en la torre Sur, sexto nivel, en el desarrollo condominal “Maioris Tower”, en Puerto Cancún, a pesar que argumentó ser compradora de buena fe.

En tanto, Francisco Siman Carpio, apoderado legal de Maioris Cancún S. de R.L. de C.V., buscará anular la inscripción 5799 del inmueble que se realizó en enero de 2011 ante el Registro Público de la Propiedad y Comercio (RPPC) de Cancún por Yolanda Solís Olveres, titular de la notaría pública número 22, radicada en Isla Mujeres.

La funcionaria municipal desde el 27 de enero de 2011 ostenta la “legítima” propiedad del lujoso departamento, según consta en el tomo 100, volumen 22, escritura 5799, en la notaría isleña, sin embargo, existen tres documentos de promesa de compraventa firmados por la funcionaria municipal, uno de ellos posterior al “supuesto” proceso de compra venta, ya que de acuerdo a la fe pública de Solis Olveres e inscripción del inmueble “aparentemente” ya era de su propiedad.

La relación entre Lydia Portilla con Maioris Cancún S. de R.L. de C.V. inició en 2010 mediante un contrato de arrendamiento, en aquella ocasión fue bajo la administración de María de Lourdes Quezada Hernández, en ese año signó y presentó su primer documento de promesa de compraventa; en enero de 2011 firmó una segunda promesa dejando sin efecto la anterior y, en agosto de 2011, firmó una tercera promesa de compra venta, dejando sin efecto las dos anteriores, donde se estableció el valor del inmueble por 600 mil dólares, departamento que se escrituró a nombre de ella con siete meses tres días de antelación.

“El interés de Maioris siempre ha sido resolver las cosas y le dije señora Portilla no tenemos registrado su pago, acredítemelo cómo pagó el precio de ese departamento de 600 mil dólares y acláreme por qué si firmó usted un documento en agosto de 2011, donde promete comprar un departamento en 600 mil dólares, por qué tiene una escritura de enero de 2011”, apuntó Siman Carpio.

De acuerdo al apoderado legal en aquel encuentro, Portilla Manica argumentó que ella había participado como comisionista de Maioris mediante la venta de varios departamentos y que de esas comisiones pagarían el inmueble, un esquema de compra venta fuera de contexto dado que pretendía “aplicar” comisiones por un departamento que la funcionaria municipal “pagó” y escrituró en 2011.

La simulación de compra venta permitió “apoderarse del bien inmueble ilegítimamente” puesto que no contó con una carta de cancelación de hipoteca tanto de la apoderada legal como del representante bancario, aunado a que Solís Olveres dio fe de documentos falsos respecto a la suplantación de la firma de la apoderada de “Maioris Tower” y de la firma del banco acreedor del crédito hipotecario, así como la inscripción del folio ante el RPPC.

Con relación al juicio ordinario mercantil se busca cancelar la anotación de inscripción en el RPPC, la restitución de los inmuebles, el pago de daños y perjuicios, así como la retribución de gastos y costos originados, prestaciones que se harán extensivas tanto a los primeros compradores como a los adquirientes posteriores, argumentó Siman Carpio.

Edgar Olavarría/SIPSE

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo