En un primer hecho, autoridades acudieron al Libramiento Oriente, a la altura del mencionado bulevar, ubicado frente a la Quinta María Antonieta, en donde localizaron nueve cuerpos sin vida: siete hombres y dos mujeres.

Posteriormente, ahora en la colonia San Rafael y debajo de un puente peatonal, fueron encontrados los restos desmembrados de otras siete personas, una de las cuales correspondía a una mujer.

Finalmente, vecinos de la colonia Ampliación Revolución reportaron la presencia de tres cuerpos embolsados sobre la misma vía que, tras ser inspeccionados por las autoridades, determinaron que fueron heridos por proyectiles de arma de fuego. De estas víctimas no se precisó su género.

Los restos de todas las víctimas fueron traslados a la ciudad de Morelia, capital de Michoacán, para realizarles la necropsia de ley que ayude a determinar las causas de muerte.

Cabe destacar que, durante su conferencia de prensa, el Fiscal General no mencionó que algunos de los 19 cuerpos fueron encontrados colgados de un puente vial sobre el Bulevar Industrial.

Tampoco dijo que, junto a los cuerpos sin vida, se dejó un mensaje presuntamente firmado por el Cártel Jalisco Nueva Generación.

“Lo que si es claro les dejamos es que todo el que colabore, ayude en algo a la Chatarra, Ronal, Ratón, Moto, Mono verde, Maniaco y Filos. Así van a quedar. Gente bonita siga con su rutina. Has patria y mata a un viagra”, se leía.

Lo anterior, de acuerdo con medios locales, fue confirmado por autoridades que acudieron al lugar de los hechos.

Para el Fiscal, lo ocurrido podría estar relacionado con la pugna por el control en la región de los delitos relacionados al narcotráfico.

“Hay una pugna entre células que se atribuyen la pertenencia a determinadas bandas delincuenciales, y se disputan el territorio para controlar las actividades relacionadas con la producción, distribución y consumo de las drogas”, mencionó.

López Solís aclaró que esta información no es concluyente, pues las investigaciones se siguen realizando.

Asimismo, pidió a la población de Uruapan a estar alertas sin que eso obstaculice sus actividades diarias.

Tras los hechos, el secretario general de Gobierno, Carlos Herrera Tello, informó que ya fue reforzada la seguridad en esa localidad del territorio estatal en coordinación con las autoridades municipales y federales.

En lo que va del año, la ciudad de Uruapan ha sufrido una ola de violencia que la convierte en uno de los puntos más peligrosos de Michoacán.

Por citar algunos ejemplos, el pasado 18 de febrero varias mantas que hacían alusión al arribo del Cártel Jalisco Nueva Generación aparecieron en varios puntos de la ciudad.

Después, el 23 de mayo, se registró un enfrentamiento entre presuntos grupos criminales que dejó al menos 10 personas muertas.

Luego, el 3 de junio, en medio de un operativo entre fuerzas federales y estatales, fueron hallados los cuerpos sin vida de tres personas, entre ellas una mujer, envueltos en una sábana y con signos de tortura.

Finalmente, el 28 de julio se encontraron los cadáveres calcinados y decapitados de tres hombres en la caja de una camioneta, a un costado de la escuela Cecati, en la colonia México.