Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Defensa Jurídica de Roberto Borge financiada desde los ayuntamientos de Isla Mujeres y Puerto Morelos

Por Carlos Calzado C.

314

Raúl Karim de la Rosa Peláez, es un abogado vinculado al ex gobernador Roberto Borge Angulo, a quien le sigue operando diversos fraudes, y operaciones con recursos de procedencia ilícita, entre otros actos ilegales; a la fecha, es formalmente su abogado y su sueldo, ronda los 24 millones de pesos anuales.

El sueldo, se paga a cambio de un contrato de prestación de servicios jurídicos a ayuntamientos en beneficio de Roberto Borge Angulo, aunque no los paga el ex gobernador, lo pagaban, habitantes de Isla Mujeres y Puerto Morelos, hoy, sólo los portomorelenses.

Karim de la Rosa es un abogado tan oscuro en su operación, que incluso trabajó para el ex presidente municipal de Benito Juárez, en los años(2011-2013), pero bajo las órdenes del entonces gobernador del estado, Roberto Borge Angulo; durante los primeros 18 meses, la relación del ex presidente y del ex gobernador fueron las mejores, pero luego, fue el propio Karim quien ofrendó los argumentos legales en diversas operaciones del entonces presidente para que el ex gobernador terminara de sujetarlo e inmovilizarlo.

Pero, Karin De la Rosa Peláez no sólo se encarga tradicionalmente de operar al margen de las leyes en favor de su patrón, además se encarga de cobrar “las cuotas”, o “aportaciones” de quienes le deben el cargo, favores políticos o económicos a su jefe, de manera tal que, aún encerrado en la cárcel, Roberto Borge ha seguido recibiendo dinero para pagar el sueldo de su personal, entre ellos, el de Karim de la Rosa.

No obstante, en los Ayuntamientos se disfrazan los pagos de «asesorías jurídicas en beneficio de los municipios», aunque, desde luego, el oscuro abogado no hace absolutamente nada en beneficio de los Ayuntamientos.

Así, para poderse pagar a sí mismo la friolera de 24 millones de pesos anuales por defender al ex gobernador, se dio a la tarea de visitar a dos de los discípulos más cercanos, Juan Carrillo Soberanis y Laura Lyn Fernández Piña, a quienes solicitó a nombre del ex gobernador el pago de una cuota por 12 millones de pesos anuales a cada ayuntamiento.

Desde luego que las circunstancias cambian todos los planes, aun a los más brillantes; para el caso de Isla Mujeres, el desparpajo con el que mal operó Juan Carrillo la campaña proselitista de Fernando “Chato” Bacelis y, desde luego, la exhibición que hizo de sí mismo el “Chato” Bacelis, provocaron que la partida de 12 millones de pesos provenientes desde Isla Mujeres se cancelara a la llegada de Atenea Gómez Ricalde.

Sin embargo, ahora resulta que la administración municipal de Blanca Merari Tziu Muñoz, sigue entregando a Karim de la Rosa su parte, en un hecho inexplicable, aunque aún es tiempo de que se explique el por qué se desvían recursos del erario en beneficio directo de Roberto Borge Angulo, a través de su abogado, Karim de la Rosa.

“Explicar”, porque resulta que la presente administración se ha encontrado con diversos actos de corrupción que preparó la administración de Laura Lyn Fernández Piña para seguir siendo beneficiada con recursos del Ayuntamiento de Puerto Morelos, a pesar de que ya no es la presidente municipal.

Una forma, es a través de las empresas del esposo de Laura Lyn Fernández, Carlos Alberto Moyano Menchaca, otra, mediante los fraudes que opera La Mafia Agraria y ésta, es una más que pudo haberse obligado mediante la simulación de prestación de servicios inexistentes, tráfico de influencias, o incluso, a través de la amenaza, el chantaje o la extorsión.

Todo ello corresponde operarlo a Karim de la Rosa y llegar hasta donde sea necesario con tal de asegurar los recursos, una vez que los pupilos y pupilas de Roberto Borge han perdido el control de los municipios en los que lograron instalarse como por ejemplo, Solidaridad, además de Isla Mujeres y Puerto Morelos.

Desde luego que Karim de la Rosa es directamente, presunto responsable del delito de desvío de recursos, pues es el “abonero” de Roberto Borge; lo que falta y urge, es que tanto Atenea Gómez Ricalde como Blanca Merari Tziu Muñoz hagan las denuncias correspondientes, o en su defecto, cualquier ciudadano de los municipios ya mencionados, como parte directamente perjudicada por los actos ilegales.

Lo cierto es que, durante las vueltas que da la vida, pareciera que las circunstancias han permitido que un expresidente disfrute desde su cómoda butaca los acontecimientos que protagoniza su detractor y verdugo político, Raúl Karim de la Rosa Peláez.

Los comentarios están cerrados.