Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Declara “El Gil” a la PGR: “los hicimos polvo y echamos al agua”

33

El procurador General de la República, Jesús Murillo, expuso que legalmente está impedido a decir que los normalistas fueron asesinados, pero los indicios de que así ocurrió “son muy fuertes”.

Jesús Murillo Karam, procurador General de la República (PGR), admitió que son indicios “bastante sólidos” de que son los restos de algunos normalistas los hallados y presentados el pasado viernes pero “mi reto es la identificación”, reconoció.

En tanto no se logre la identificación plena de los cuerpos, la PGR continuará buscándolos como desaparecidos, expuso el funcionario durante una entrevista para el noticiero de Joaquín López Dóriga.

Referente a los avances anunciados el pasado viernes en conferencia de prensa, consideró que estos no fueron “pobres porque pocas investigaciones en veintitantos días, que es lo que tenía ese día la Procuraduría, 30 días, han resultado con tres detenidos de los autores materiales, porque teníamos setenta y tantos en total, pero algunos eran los que entregaron, otros dieron la orden, pero no los materiales.”

Recordó que de los 43 normalistas sólo uno llevaba cabello porque era su líder y el resto iba rapado por ser de primer ingreso.

Reconoció que, pese a que los indicios consideran que los estudiantes fueron asesinados y así lo señalaron los medios de comunicación, “yo no puedo decirlo porque legamente estoy obligado a la identificación (…) pero los indicios son muy fuertes.”

Fue cuestionado si, como abogado, le quedaban dudas a lo que respondió afirmativamente, tanto como defensor como fiscal de la República.

Reveló que, tras la persecución, está comprobado que los policías municipales de Iguala y Cocula entregaron a los jóvenes al grupo delictivo de “Guerreros Unidos”, aunque en las declaraciones no se confirma el número preciso porque algunos hablan de 40, 42 otros de 44 pero “son un número muy grande.”

Murillo Karam indicó que “El Gil”, lugarteniente del grupo delincuencial en Cocula, envió un mensaje a Sidronio Casarrubias Salgado, quien estaba en el Estado de México, el viernes 26 señalando: “Nos atacaron los ‘Rojos’ y nos estamos defendiendo”.

Al día siguiente, el mismo “Gil” llamó por teléfono a Sidronio anunciando: “Los hicimos polvo y los echamos al agua, nunca los van a encontrar”.

Tras aclarar que los normalistas fueron llevados al basurero y, posteriormente, arriba de la barranca los interrogan para, posteriormente, lanzarlos e incinerarlos.

Pero “la palabra fosa puede prestarse a… No a la fosa a la barranca. No hay fosa en la barranca. En la barranca fue el lugar donde los quemaron” a donde los echan muertos, aunque algunos dicen que pocos bajaron vivos para ser asesinados.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo