Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

De reformas y procesos electorales…

28

Las costumbres hacen las leyes, las mujeres hacen las costumbres;
las mujeres, pues, hacen las leyes
Montesquieu

El poder y responsabilidades no se comparten, pero sí las consecuencias de su ejercicio. Así de ingrato, así de claro; y en Quintana Roo, parece se cometió un profundo yerro en la aprobación de su reforma política, que deberá ser enmendado, aunque ya mereció el desmarque, por lo menos partidista, a nivel nacional.

En la reforma local no se contempló la horizontalidad electoral por cuestión de género, es decir, que se asigne la misma cantidad de candidaturas a presidencias municipales, tanto para hombres como mujeres, sino sólo en la integración de los cabildos; y además los requisitos para acceder a candidaturas independientes son más que los que se exigen a nivel nacional, aunque cabe decir que ya existían en la ley local que quedó abrogada, y en su momento fueron validados por el mismo Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), pues Quintana Roo y Zacatecas desde 2010 tuvieron este tipo de candidaturas, con esos requisitos, sentando precedente a nivel nacional.

Las adecuaciones normativas deberán hacerse para ajustarse a lo dispuesto actualmente por la norma federal, pero interesante e inédito resultó el rechazo a lo aprobado en el estado, por parte de la secretaria general del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Carolina Monroy del Mazo, quien recalcó que no representa una postura compartida por su partido, pues ese instituto se ha manifestado por abrir los espacios a las mujeres; y el mismo dirigente priísta, Manlio Fabio Beltrones, interpuso una acción de inconstitucionalidad en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por el endurecimiento de requisitos para ser candidato independiente en Puebla. Quintana Roo tiene gobierno tricolor, la congruencia ideológica y la alineación normativa es pues inminente.

Si hubo “línea” o no, para aprobar la norma en esos términos, lo cierto es que el “regaño” y sus consecuencias deben asumirse por igual, pues al final el Congreso estatal es un poder independiente y así debe actuar; pero además queda claro que la coyuntura y las modificaciones que se hagan requerirán de un “control de daños” cuyo impacto inmediato se reflejará no en el debilitamiento gubernamental, sino en el cambio en la asignación de candidaturas. Habrá quien esté desempacando equipaje y algunas gustosas que ya preparan maletas.

Pedro Flota Alcocer, el diputado presidente de la Gran Comisión del Congreso de Quintana Roo, ha aspirado en tres ocasiones a la alcaldía capitalina de Othón P. Blanco y ahora había muestras de que por fin contendería por el cargo, pues ha sido institucional y paciente, como buen pescador que es; pero como el ajuste a la reforma política deberá ocurrir, la posibilidad de que se mantenga en la carrera dependerá de que a las mujeres se asignen candidaturas en otros municipios; y si el caso fuera que pierde la nominación por el municipio capital, no deberá asignarse tampoco a ninguna de las diputadas que, siendo las primeras en haber demandado espacios y modificaciones a la ley para el beneficio de su género, callaron también. Por los motivos que hayan sido. Así que una “bateadora emergente” pudiera surgir.

El caso de Flota Alcocer no es el único, pues aunque mucho se ha dicho que entre los acuerdos del PRI con el Partido Verde Ecologista (PVEM) está entregarle el municipio Benito Juárez –que alberga Cancún-, la candidatura no necesariamente la encabezaría –como ya se rumoraba también- el actual diputado federal, Remberto Estrada Barba, sino que pudiera ser una mujer la “afortunada.” Y de esa manera, los actores en el tablero político vuelven al juego, cuando ya las definiciones parecían comenzar a darse; así que, por primera vez en la historia del estado, pudiera haber presidentas municipales en las demarcaciones rurales.

ANECDOTARIO

Hace exactamente un mes, el 16 de octubre, la secretaria general del PRI, Carolina Monroy del Mazo, vino a Quintana Roo a reunirse con la clase política y a impartir una conferencia sobre el rol de las mujeres políticas en México, esto último a invitación expresa del Instituto Quintanarroense de la Mujer (IQM). Monroy del Mazo hizo, desde ese entonces, un exhorto “respetuoso” para que la paridad de género se respetara a nivel de las alcaldías.

Funcionarias, diputadas, mujeres en general se tomaron fotografías con la secretaria priísta y destacaron lo atinado de sus declaraciones, pero un mes después fueron exhibidas por callar cuando debieron exigir; al ser la misma Monroy del Mazo quien salió a pronunciarse por la reforma aprobada en el estado; así que de nada sirvieron las “fotos p’al feis”, veremos ahora cuántas de esas “combativas” diputadas y funcionarias son tomadas en cuenta en el proceso local venidero. Por cierto, un mes después, hasta la directora del IQM, Blanca Pérez Alonso, ha sido destituida y cambiada a una subsecretaría en la administración estatal.

COLOFÓN

Un elemento fundamental de las leyes es que son perfectibles, es su condición sine qua non, las de Quintana Roo no son la excepción y deberán ajustarse, pero en aras de ser equilibrados, quienes aducen intencionalidad para frenar las aspiraciones de algún actor político en la norma aprobada, debieran también reconocer la intencionalidad política para el “golpeteo” mediático. Ni santos ni demonios pues.

No se trata de hacer apología del régimen, como tampoco calificar a los críticos como los más férreos defensores de la libertad y democracia; y es justamente en este contexto que surge el cuestionamiento de ¿quiénes y con qué intención arrecian críticas al Ejecutivo, cuando fue el Legislativo es el que aprobó la norma? En lo político la sumisión puede ser la cotidianidad, pero en lo legal los “muertos” se adjudican a quien corresponden; así que las respuestas son simples, pues proceso local está por comenzar, y así como el poder no se comparte, tampoco se cede; se arrebata.

Por último, pareciera están parcialmente equivocados aquellos que piensan que los ataques mediáticos vienen del centro del país y sólo desde la oposición partidaria, pues en lo local, y en el mismo partido, hay también quienes le apuestan a la debilidad del Ejecutivo –aunque no lo reconocerán-, para que este no influya en la definición de la candidatura a la gubernatura, pues la decisión parece ya tomada y no les favorece, y ahí no hay encuesta que valga, así se observa desde aquí, A Tiro de Piedra. Nos leemos en la próxima.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo