Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Cuádruple ejecución en Cancun en el bar Santino por no pagar derecho de Piso

349

Por Alfredo Morales

La violencia no cesa en Cancún. La mañana de este domingo un grupo de sicarios realizó un ataque al bar “Santino” de la Supermanzana 3,en la Avenida Nader con Cobá, a unos metros de la entrada a la Zona Hotelera, dejando a cuatro personas muertas además de lesionar a dos más.

De acuerdo con testigos los hechos ocurrieron alrededor de las 05:19 de la mañana cuando al menos cinco sujetos armados ingresaron al bar presuntamente Propiedad del Regidor de Cancun Isidro Santamaría, ubicado en el cruce de las avenidas Cobá y Nader, para amenazar a los clientes y ejecutar al gerente del establecimiento con un disparo en la cabeza .

Al salir del bar, los sicarios atacaron a balazos a un grupo de taxistas que se encontraban haciendo base para después huir en un par de vehículos. Tras el ataque, un taxista perdió la vida al interior de su unidad numero económico 6951, mientras que dos operadores más lograron manejar sus taxis hasta hospitales de esta ciudad.

Los muertos fueron identificados de manera como Jorge Alberto Dzib Conrado, 29 años de edad y originario de Cancún, conductor del taxi 6951, quien tenía tres impactos: uno en la pierna izquierda y dos en el hombro derecho.

El otro de los muertos fue identificado como Felipe Peraza Hau, 49 años de edad y originario de Yucatán,conductor del taxi 2859, quien tenía 4 impactos en la espalda.

Uno de los “martillos” baleado perdió la vida momentos después en el IMSS de la Av. Cobá, mientras que otro más falleció alrededor de las 9:30 de la mañana en el hospital general. El resto de los lesionados se reportan fuera de peligro.

En el lugar fue abandonada una narcomanta firmada por el Cártel Jalisco Nueva Generación con el siguiente mensaje: “VENIMOS POR LA PLAZA C.J.N.G.”.

Además fue hallado un cargador de un arma larga AK 47 así como al menos 10 casquillos percutidos. Las primeras versiones indican que el ataque se debió a que el bar no había realizado el famoso pago “del derecho de piso”.

Irónicamente y a manera de reto directo este ataque armado se da a menos de 48 horas de que llegaron 600 soldados para reforzar la seguridad de Cancún y la Riviera Maya.

Al lugar no llegaron ni policías federales ni militares, sólo elementos de la Policía Municipal.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo