Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Costará apagón 20 mil mdp, pero no aumentarán tarifas: CFE

34

El encarecimiento del gas natural debido al desabasto por el congelamiento del combustible y que ya provocó cortes al servicio eléctrico este lunes a 4.7 millones de usuarios en varios estados del norte del país, no producirá un alza en las tarifas de electricidad, aseguró la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pese a que el desajuste de los precios costará a la compañía estatal 20 mil millones de pesos.

Los precios se elevaron de forma inusitada y en solo cuatro días se generó un costo de 20 mil millones de peso, que se van a prorratear en los 12 meses del año para no elevar las tarifas a la población, afirmó Miguel Reyes Hernández, director de CFE Energía y CFE Internacional.

En unos días los precios del gas natural en Estados Unidos pasaron de 2, 3 o 4 dólares por MBTU (mil unidades de energía) hasta 600 dólares, y en el caso de la CFE ha hecho compras del combustible entre 180 y 200 dólares por MBTU, añadió el directivo.

Las temperaturas extremas en Estados Unidos aumentaron la demanda de energía y, a la vez, se redujo la oferta debido al congelamiento de gas natural en los gasoductos y en dos yacimientos, así como en la generación de renovables, lo que hizo caer las importaciones de México en poco más mil millones de pies cúbicos diarios, de un total de 4 mil millones diarios que se importan normalmente, afectando el abastecimiento de plantas de CFE y de compañías privadas sobre todo en noreste del país.

Los problemas con el abasto de gas natural en la zona norte afectarían centrales de generación con gas en Sinaloa, Sonora, Durango, Chihuahua, Saltillo y Nuevo León, por lo que CFE echó mano de sus reservas de gas para inyectar este combustible en centrales estratégicas de soporte en Chihuahua y Nuevo León para evitar mayores afectaciones.

En una conferencia virtual realizada alrededor del mediodía del lunes, Guillermo Nevárez, director de CFE Transmisión señaló que hasta ese momento se había restablecido el servicio a 2.6 millones de clientes de un total de 4.7 millones de afectados.

Salieron del sistema 5 mil 323 megawatts (MW), de los cuales 3 mil 339 provenían de plantas de generación privadas, como en el caso de Iberdrola y Fisterra, y mil 984 de la CFE, señaló Carlos Morales Mar, director de operaciones.

Añadió que los trabajos para restablecer el servicio se centraban en Chihuahua, mientras que en Coahuila el restablecimiento estaba al 68%;  Durango, al 100%; Nuevo León, al 75%; Tamaulipas, al 39% y Zacatecas, al 100%.

Los directivos negaron que la situación esté fuera de control, e informaron que la CFE ponía a disposición del sistema eléctrico todas sus plantas de distintas fuentes de energía, desde hidroeléctricas hasta plantas de plantas de combustóleo y carbón, para restituir el fluido eléctrico que dejaron de abastecer las plantas que se quedaron sin gas, a la vez que un equipo en México y Estados Unidos trabaja en el restablecimiento y normalización de suministro de gas natural desde los Estados Unidos.

La CFE subrayó que dispone de más de 11 mil 328 MW de energía proveniente de otras fuentes de generación, como hidroeléctricas -7,457 MW-, para restablecer el servicio eléctrico a los usuarios
afectados en el norte del país.

Usar más combustibles fósiles no es algo que la CFE haya decidido, sino que se ve forzada por las circunstancias, del mismo modo que están haciendo en Texas, expuso Reyes Hernández, y añadió que las reservas o almacenamiento de combustóleo y diésel cubren 15 días de consumo.

Indicó que la compañía tiene en plena disposición centrales eléctricas que pueden operar con dos tipos de combustibles, como Tula (Hidalgo), Salamanca (Guanajuato), Manzanillo (Colima), Petacalco (Guerrero), 5 centrales en Baja California, plantas ubicadas en el noroeste como las ubicadas en Topolobampo y Puerto Libertad (Sonora), Guerrero Negro (Baja California Sur), así como las localizadas del Centro del país y en la Península de Yucatán.

Hacemos un llamado al CENACE para que emita un comunicado en el que se garantice que, por el momento, todas las energías posibles deben ser despachadas con el fin de garantizar la confiabilidad”, dijo el director de CFE Energía. Hay que garantizar la sustentabilidad, confiabilidad, seguridad nacional antes que cualquier otra cosa, añadió.

Aseguró que dos barcos con gas natural licuado estaban en camino de puertos mexicanos -uno a Manzanillo y otro a Altamira- para ayudar en el abasto de combustible a las plantas eléctricas.

Sin embargo, en el curso de la conferencia los directivos informaron que otro gasoducto más en Estados Unidos, desde el cual se abastece a Jalisco y Michoacán, había suspendido el suministro también por congelamiento.

E informaron que el consejo de confiabilidad eléctrica de Texas acaba de decretar la alerta máxima que durará del 14 al 19 de febrero, y que habrá apagones controlados en ese estado del sur de Estados Unidos, aunque las mayores afectaciones se espera que ocurran entre hoy y mañana, cuando la temperatura alcance sus niveles mínimos.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo