Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Coronavirus pone a empresas en México en cuarentena

270

El cierre de fronteras aéreas colocó a las aerolíneas mexicanas en un escenario de problemas financieros, derivado de los mínimos márgenes de operación y la dependencia de sus ingresos a rutas internacionales.

Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, China, Japón, así como otros países en Latinoamérica anunciaron el cese a vuelos del extranjero, obligando a aerolíneas a bajar rutas, capacidades y trabajadores.

En México, Aeroméxico es la que tiene una mayor exposición al endurecimiento de las medidas de vuelo hacia el extranjero, esto no sólo por el número de rutas hacia destinos fuera del país, sino también en el porcentaje de ingresos que obtiene por sus operaciones internacionales.

De acuerdo con información más reciente de la propia aerolínea, siete de cada 10 de sus asientos por kilómetro disponibles en promedio se concentraron en rutas internacionales.

La aerolínea del ‘Caballero Águila’ tiene una dependencia de los ingresos en su red de vuelos internacionales: el 51.2 por ciento de su facturación por la venta de boletos aéreos provino de rutas hacia el extranjero, es decir, unos 35 mil 208 millones de pesos, en el último año.

“Es la compañía está más expuesta a una menor demanda a vuelos fuera de México en comparación a las otras dos aerolíneas (…) principalmente por sus rutas a Europa y Asia”, señaló Verum en un análisis.

Por ahora, la empresa dirigida por Andrés Conesa redujo 40 por ciento sus vuelos hacia Europa, que decretó el cierre de fronteras para los ciudadanos de países ajenos a la Unión.

Derivado de ello, la Asociación Sindical de Sobrecargos Aéreos (ASSA) llamó a sus agremiados a realizar rotaciones de dos meses, en donde en cada bimestre mil 360 sobrecargos se quedarán en ‘tierra’ sin cobrar sus salarios, ni prestaciones.

Esta crisis, combinada con la de la ausencia de los 737 MAX, le causará una pérdida de cerca del 20 por ciento de los ingresos a Aeroméxico, según pronósticos de Moody’s, la agencia calificadora que también degradó la calificación corporativa de la aerolínea el martes.

“Estimamos que los ingresos de Aeroméxico disminuirán un 20 por ciento (durante el año), al tiempo que esto implicará casos de desventaja significativamente más profundos, incluida una puesta en tierra de la flota completa durante el segundo trimestre” indicó Moody’s.

Foto de Lucía Flores

Por su parte, Aeroméxico Connect recortó sus bitácoras de vuelo ante la contingencia sanitaria por el Covid-19 y prevé dejar en tierra 10 de sus equipos Embraer.

“Para Aeroméxico Connect, hemos sido notificados que derivado a la reducción de operaciones, se están considerando, hasta el momento, dejar en tierra 10 equipos Ejet (Embraer), reduciendo algunas secuencias diarias a destinos, incluso la cancelación de algún destino”, según una carta enviada a sobrecargos de la aerolínea por el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Industria Aeroportuaria y de Servicios Similares y Conexos (SNTIA).

El documento, del que El Financiero tiene copia, señala que la decisión fue comunicada al sindicato por la empresa aérea y, como consecuencia de la reducción de operaciones, la plantilla de sobrecargos de la aerolínea deberá tomar descansos ‘sin goce de sueldo’.

“Los permisos serán temporales por 30 días naturales, derivando del constante cambio en la situación operacional de la Empresa. Estos permisos serán a partir del mes de abril”, señaló el SNTIA.

De acuerdo con el último reporte trimestral de Aeroméxico, en la flota de Connect se cuenta con 56 equipos, de los cuales 47 son Embraer-190 y el resto corresponde al modelo E-170 del mismo fabricante brasileño.

Foto de Lucía Flores

Interjet es la otra empresa nacional expuesta, pues de los 57 destinos que conecta la aerolínea propiedad de la familia Alemán, el 47 por ciento se encuentran en Estados Unidos, Canadá y Centroamérica, afectados por el cierre de fronteras.

Ante la crisis sanitaria, la línea aérea informó en días pasados que recortaría en 40 por ciento su capacidad de vuelo en su flota.

Foto de Lucía Flores

Por su parte, Volaris y Viva Aerobus tienen un componente de hasta el 90 por ciento de sus ingresos por tarifa provenientes de sus rutas nacionales, por lo que tendrán bajo impacto.

De acuerdo con el análisis de Verum, nueve de cada 10 pesos de los ingresos por tarifa de Viva Aerobus fueron por la venta de boletos en destinos nacionales, durante el año pasado.

Volaris, también considerada una aerolínea de bajo costo, tiene una exposición moderada a la suspensión temporal de vuelos hacia algunos destinos de América Central y ante la eventual suspensión de viajes hacia Estados Unidos.

Según los datos de la aerolínea que encabeza Enrique Beltranena, 31 por ciento de los asientos disponibles en 2019 estuvo asignado a rutas extranjeras y 29 por ciento de los ingresos de la aerolínea fue en otra divisa distinta al peso.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo