Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Coronavirus en México: suman 194 muertos y 3,441 casos confirmados

75

En México el número de casos de personas infectadas por COVID-19 aumentó a 3,441 pacientes confirmados, reportó la Secretaría de Salud (SSa). La cifra de víctimas fatales aumentó a 194.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, acompañado por el director general del Centro Nacional para la Transfusión Sanguínea, el doctor Jorge Trejo Gómora, informó que existen 10,105 casos sospechosos, 17,950 negativos, y un total de 31,496 personas estudiadas.

En el panorama internacional, existe un total de 1,436,198 casos confirmados a nivel mundial. De ese total, el 68%, o 973,441 casos, fue confirmado en los últimos 14 días. Es una cifra que va en descenso: el martes era de 71% y el lunes de 74%. La tasa de letalidad global aumentó a 6%.

Europa empezó a disminuir su contribución a la carga mundial de nuevos casos, mientras que la carga de América comenzó a subir. El porcentaje de distribución de casos en las últimas 24 horas en Europa es de 39,442 o 47.6%, mientras que en América es de 37,294 o 45%.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, acompañado por el director general del Centro Nacional para la Transfusión Sanguínea, el doctor Jorge Trejo Gómora, informó sobre el panorama nacional de COVID-19 (Foto: Cortesía)

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, acompañado por el director general del Centro Nacional para la Transfusión Sanguínea, el doctor Jorge Trejo Gómora, informó sobre el panorama nacional de COVID-19 (Foto: Cortesía)

 

El subsecretario aseguró que, aunque no hay una fecha exacta, “estamos próximos a entrara a la fase tres” de la epidemia. Declaró que en los siguientes 15 días el país llegará a un punto donde se resolverá que la transmisión es lo suficientemente dispersa como para ser considerada fase tres, además de que habrán ajustes en las distintas medidas de control epidemiológico. “No adelantemos vísperas. Cuando vengan esas medidas las anunciaremos en tiempo y forma”.

Las zonas metropolitanas continúan siendo los principales puntos de infección: la zona metropolitana del valle de México, la Ciudad de México, y la zona conurbada en el Estado de México es donde se encuentra la mayor carga de enfermedad en el país. López-Gatell aseguró que la gráfica con el mapa del país y el panorama nacional comenzará a cambiar de color: de verde a amarillo a rojo, cuando significará que hay una transmisión más activa.

Sin embargo, aclaró que aunque se pinte en conjunto todo el estado de cierto color, no significa que en todo el estado exista una gran intensidad de transmisión. En Jalisco sólo es la zona metropolitana de Guadalajara. Lo mismo ocurre con Monterrey en Nuevo León.

López-Gatell también afirmó que semanalmente se harán las estimaciones de casos confirmados porque se requieren las cifras de infecciones respiratorias agudas de las 26 mil unidades de salud en el país. Es así como se hace la estimación de lo que representarían los casos confirmados. Esta semana el factor es de 8.2, por lo cual si se multiplica el número de casos confirmados por el factor se obtendrá la cantidad de casos estimados.

 

La tasa de incidencia de casos confirmados por entidad federativa en México al 9 de abril de 2020 (Foto: SSa)

La tasa de incidencia de casos confirmados por entidad federativa en México al 9 de abril de 2020 (Foto: SSa)

 

En la conferencia de prensa vespertina de hoy se confirmó la muerte de dos mujeres embarazadas por COVID-19, las primeras de su tipo en el país. Ambas padecían de obesidad mórbida, mientras que una tenía hipertensión arterial y otra diabetes gestacional. “Hay que tener cuidado con las mujeres embarazadas y considerarlas personas susceptibles”, afirmó, antes de desear que “descansen en paz. Es muy lamentable”.

La tasa de incidencia del número de personas con enfermedad considera a la población que existe en cada entidad federativa. Las diferencias de la incidencia comparan en condiciones iguales a estados que tienen tamaños de población diferentes. La tasa de incidencia por 100 mil habitantes en el país es de 2.69.

Por ejemplo, la Ciudad de México y Quintana Roo tienen poblaciones diferentes y por lo tanto diferencias grandes en el número de casos, pero la diferencia de incidencia no es significativa: 10.08 contra 9.23, respectivamente. Baja California Sur es el tercer estado con la tasa más alta con 8.45.

En la distribución por edad de los casos confirmados, López-Gatell anunció que se hará una adaptación a las gráficas y comenzarán a “desglosar o desagregar” a las personas mayores de 65 años. El objetivo del cambio es para que exista más claridad sobre “la diferencia del riesgo que existe de desenlaces fatales” entre la población mayor.

 

La distribución global de casos confirmados de COVID-19 por la OMS (Foto: SSa)

La distribución global de casos confirmados de COVID-19 por la OMS (Foto: SSa)

 

La distribución de casos confirmados ambulatorios se concentra en los grupos de edad de 30 a 34 y 35 a 39 años. Sin embargo, la cantidad de hospitalizaciones aumenta con la edad de los grupos, confirmando que la edad es un factor de riesgo. El 70% de casos es hospitalizado y 30% se mantiene ambulatorio.

López-Gatell también explicó que esta última proporción cambiará significativamente. Mientras que originalmente era de 20% de casos hospitalizados y 80% ambulatorios, y debido a las nuevas medias que recomiendan “quedarse en casa” si los síntomas no son graves, las personas ambulatorias ya no estarán representadas en esa cifra pero sí en las estimaciones. Las personas “directamente tratadas” van a estar “sobrerepresentadas”.

El estado de los casos confirmados por evolución a lo largo de todo el periodo epidémico, desde el 28 de febrero, son: ambulatorios con 69.78% o 2401 casos, hospitalizados estables con 10.11% o 348, hospitalizados graves con 16.54% o 569, y hospitalizados intubados con 3.57% o 123.

La distribución de defunciones no ha tenido cambios notorios: la mediana de edad es de 57 años y el rango de 26 a 92 años. Mientras aumenta la edad también la mortalidad, sin embargo, el subsecretario también explicó que “la inmensa carga de enfermedades crónicas en el país explica la mortalidad entre jóvenes”. El 72% de las muertes en el país por COVID-19 pertenece a hombres y el 28% a mujeres.

 

La distribución de casos confirmados por tipo de paciente y grupo de edad en México (Foto: SSa)

La distribución de casos confirmados por tipo de paciente y grupo de edad en México (Foto: SSa)

 

Entre las defunciones confirmadas según comorbilidad están la hipertensión con 44.33%, diabetes con 39.69%, obesidad con 37.63%, tabaquismo con 10.82%, insuficiencia renal crónica con 8.76%, enfermedades pulmonares con 8.76%, enfermedad cardiovascular con 6.19%, inmunosupresión con 5.15%, asma con 2.58%, y VIH o SIDA con 0.00%.

El número de personas que pierden la vida por COVID-19 divididas entre la cantidad de personas que tienen COVID-19 es la cifra de letalidad por entidad federativa, y tiene el objetivo de observar la gravedad de la enfermedad por entidades federativas.

La letalidad más alta se encuentra en el estado de Durango, con 25. Sin embargo, López-Gatell afirmó que en estados con pocas defunciones y letalidad alta “lo más probable es que hay una serie de datos que aún faltan por registrar. No habría razón de un estado con una buena calidad o acceso a servicios de salud, sin saturación, que tenga exceso de letalidad. Estaremos revisando esa situación con todas las entidades federativas”.

 

Panorama nacional de COVID-19 en México (Foto: SSa)

Panorama nacional de COVID-19 en México (Foto: SSa)

 

La tasa de mortalidad representa el número de personas que han perdido la vida comparado con la población total de cada estado. A diferencia de la letalidad, indica la importancia de COVID-19 como causa de muerte en las entidades y el país. La tasa del país es de 0.15 por cada 100 mil habitantes. Quintana Roo tiene el número más alto con 0.70, seguido por la Ciudad de México con 0.48.

A partir de este jueves, el gobierno federal comenzará a distribuir poco más de medio millón de pruebas para detectar contagios de coronavirus en el país. De acuerdo con la información publicada por el diario Reforma, 300,000 serán distribuidas a partir de hoy y 260,000 serán repartidas en una segunda etapa.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, presentó este miércoles una estimación de casos totales: serían 26,519 en todo el país, es decir, ocho veces más de los que se han confirmado. El cálculo se realizó a través de la llamada vigilancia centinela que también se usó durante la crisis de influenza H1N1.

Sobre la vigilancia centinela, el subsecretario afirmó que “es un método científicamente probado, de vigilancia eficiente. El sistema se ha perfeccionado para reconocer cómo se comporta la epidemia de coronavirus en el país”, además de compararla con realizar una encuesta.

 

El subsecretario López-Gatell durante las conferencias diarias sobre el COVID-19 en México (Foto: Cortesía Presidencia)

El subsecretario López-Gatell durante las conferencias diarias sobre el COVID-19 en México (Foto: Cortesía Presidencia)

 

De acuerdo al subsecretario, la ciencia de la epidemiología está convencida que no todo puede ser observado. “Es un error metodológico suponer que sólo lo que se ve existe y que lo que no se ve no existe”, afirmó. Explicó que en un país con 300 mil casos confirmados si se aplica un factor de corrección en realidad “tendría 3 millones de casos”.

Reiteró la recomendación que se ha anunciado desde el principio de la Jornada de Sana Distancia y el aislamiento social: por razones de salud pública y para evitar contagios, la Secretaría de Salud recomienda que si la persona es joven, sin embarazo, y sin enfermedades crónicas, se quede en casa. Ocho de cada diez casos se recuperarán en un lapso de 10 a 14 días, aseguró, diciendo que no habrán secuelas y se quedarán inmunes a la enfermedad.

“Lo que estamos observando representa 10 o 12 veces más, esa es la interpretación”, explicó. “Las personas que pueden ser directamente observadas son 3 mil y tantas, pero cada una de ellas representa a otros 12”. Además, reconoció que, “de lo que se ve, la epidemia es ocho veces más grande”.

Los comentarios están cerrados.

This website uses cookies to improve your experience. We'll assume you're ok with this, but you can opt-out if you wish. Accept Read More