Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Consumo de azúcar, cigarro y alcohol aumentaron en encierro: encuesta

16

La alimentación de la población mexicana también se ha visto afectada durante la epidemia de COVID-19, pues aunque aumentó la diversidad de alimentos, también hubo un incremento en el consumo de de alimentos y bebidas azucaradas, así como en el cigarro y alcohol.

Así lo reveló la Encuesta nacional de las características de la población durante la pandemia de COVID-19 (ENSARS-CoV-2), realizada por el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP).

El ejercicio reveló que más del 90% de la muestra de adultos consumieron (uno o más días de la semana) cereales, aceites y condimentos, café y té; frutas frescas, lácteos, azúcar y miel.

Sin embargo, cerca de la mitad de las personas encuestadas respondió haber consumido bebidas endulzadas y productos como dulces y botanas.

Además, una tercera parte de los encuestados tuvieron experiencias de”inseguridad alimentaria” como preocupación porque los alimentos se les acabaran, disminuyeron la variedad de su dieta o consumieron menos alimentos de los que acostumbran comer, por falta de dinero o recursos.

“Lo anterior es muy preocupante sobre todo si no se cuentan con estrategias de apoyo a dichas familias, que ayuden a amortiguar el efecto negativo que está trayendo consigo el confinamiento, lo cual puede asociarse con la pérdida del ingreso y con la preocupación ante perder el empleo”, expuso la encuesta.

Consumo de alimentos en confinamiento, según encuesta

Consumo de alimentos en confinamiento, según encuesta

Cigarro y alcohol

En cuanto al consumo de tabaco, el 11.4% de los encuestados refirió fumar cigarrillos, ya sea normales, electrónicos o ambos. De esta población, el promedio del número de cigarros fumados al día fue de casi seis cigarrillos; una quinta parte de las personas fumadoras (20.7%) respondieron que su consumo de cigarros es mayor respecto al consumo antes de la contingencia.

Mientras que en el consumo de alcohol, el 28.8% de dijo consumirlo, con un promedio de dos copas por semana. Poco menos de la mitad de los adultos que refirieron beber alcohol (48.5%) mencionó que su consumo es igual durante la contingencia, pero un 12% respondió que es mayor su consumo con respecto a antes de la contingencia.

Ejercicio

Al panorama alimenticio, la encuesta agrega que hubo una disminución del tiempo de realizar la actividad física previo a la cuarentena y durante la misma, pues el 54.7% mencionó hacer más de una hora de actividad física antes del confinamiento, y durante la cuarentena solo el 28.5%.

La encuesta también arroja que hubo un aumento del 15% en el sedentarismo, pues se incrementó el número de personas sentadas o reclinadas, que pasaron de cuatro a siete horas previo y durante la cuarentena (29.5% a 45.0%), “de igual manera lo reportado de estar recostado o reclinado por más de ocho horas aumentó alrededor del 5% durante el confinamiento”, sostuvo.

El sueño también se vio alterado, pues más del 65% tanto antes y durante el confinamiento refirieron dormir entre siete y nueve horas, pero casi una cuarta parte duerme menos de lo recomendado en ambos periodos y hubo un aumento del 3% de la población que duerme más de nueve horas debido a las medidas de la contingencia.

El instituto también manifestó la importancia de que una proporción importante de la población (casi el 55%) tiene enfermedades crónicas las cuales se han asociado a mayor vulnerabilidad e intensidad con el COVID-19.

Horas de ejercicio durante confinamiento, según encuesta

Horas de ejercicio durante confinamiento, según encuesta

Economía, violencia y cuidados 

El 63.4% de las personas entrevistadas señaló que, durante el confinamiento, algún miembro del hogar tuvo una disminución en los ingresos económicos, y casi una tercera parte (27.4%) declaró además que algún integrante perdió su empleo.

Asimismo, cerca del 7% dijo haber tenido una experiencia de violencia durante el confinamiento.

La encuesta también midió que los síntomas asociados al COVID-19 mayormente identificados por la población fueron: la fiebre (86.2%), tos (62.5%), dificultad para respirar (57.3%) y dolor de cabeza (44.7%).

La mayoría de la población, un 70%, la principal medida ante el esparcimiento del virus fue el uso de cubrebocas » Dentro de las medidas de mitigación que refirió reconocer la población de estudio, seguido por el lavado de manos por 20 segundos o más y la permanencia en casa, referida por poco más de dos terceras partes de la población encuestada.

De acuerdo con el ejercicio, tres cuartas partes de la población refirieron salir de casa durante el confinamiento. Mientras que el 85% hombres y 71% mujeres dijo hacer traslados, de estos, casi el 10% de ambos sexos lo hizo en transporte público- El tiempo invertido al día para los traslados fue en promedio de 38 min.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo