Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Consterna cocodrilo agonizando en el malecón

29

Las diversas asociaciones que han protestado contra la devastación del manglar y cientos de especies de fauna y flora en el Malecón Tajamar, demandarán el cese de las actividades de construcción ante la Procuraduría General de la República (PGR) mañana lunes, informaron un grupo de activistas ciudadanos. 

Por lo pronto ya han recabado 10 mil firmas de gente inconforme, así como decenas de vídeos y fotos, en los que se muestran como la maquinaria pesada que está haciendo el desmonte, ha matado a aves y animalitos, quienes presencian como una vez más, el ser humano destruye su hábitat, así como ocurrió hace algunos años con el andador del Malecón Tajamar, el cual por cierto, se construyó destruyendo mangle y nadie protestó y que actualmente disfrutan miles de familias todos los días.

 

Con base en declaraciones del titular de Fonatur, Héctor Gómez Barraza, el permiso para construir sobre los cinco polígonos fue otorgado por la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), antes de que fuera creado el Artículo 60TER, de la Ley General de Vida Silvestre, que protege al manglar. Sin embargo, la autorización para edificar vencerá en 2016, por lo que el reto para los grupos defensores del medio ambiente es postergar los trabajos hasta el año próximo.

 

Ayer de nueva cuenta se dieron cita decenas de cancunenses, quienes atónitos vieron que las máquinas seguían con sus tareas, por lo que acudieron a la delegación de la PGR para interponer una demanda formal, debido a los oídos sordos que desde hace muchos años mantiene la Procuraduría de Protección al Medio Ambiente (Profepa) a la destrucción ambiental en la entidad.

 Sin embargo, un nervioso funcionario de guardia para no meterse en problemas, decidió citarlos mañana lunes a las 11:00 horas y les pidió que llevaran vídeos que demuestren la contingencia ambiental. Incluso, les dijo que ese mismo día se abriría una investigación formal de los hechos, con lo que se avisaría a las compañías constructoras e inmobiliarias que se paralizarían las labores del desmonte.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo