Canal de información del acontecer Quintanarroense y termómetro del ambiente político Local y Nacional

Condenan a muerta a aficionados de futbol en Egipto

16

La condena a muerte de once barras fue confirmada por la justicia de Port Said, en el norte de Egipto. Los acusados fueron encontrados culpables de disparar el enfrentamiento entre hinchas de Al Masri y Al Ahli en febrero de 2012, que terminó con 70 muertos y más de mil heridos, en la más grave tragedia del fútbol egipcio.

Por ley, todas las condenas a muertes son remitidas al gran Muftí de Egipto -la máxima autoridad religiosa-, Shauqi Alam, para que dé su opinión, que no es considerada vinculante ni dada a conocer. El Muftí dio su parecer y hoy la justicia confirmó el fallo provisional del pasado 19 de abril.

La sentencia a los 72 acusados, que fue televisada, condenó a 40 acusados a penas de entre uno y 15 años de cárcel, y absolvió a 21 de ellos, incluidos 7 miembros de la policía. Los seguidores del Al Masry, el club de Port Said, y los abogados de los acusados sostienen que la policía no intervino durante los enfrentamientos.

El movimiento contra Mubarak empezó siendo una protesta contra los policías, a los que se acusaba de acciones violentas, torturas y ejecuciones ilegales. Se sospecha que desde entonces la policía no interviene en los enfrentamientos por venganza.

En aquella ocasión, muchos hinchas murieron aplastados cuando otros hinchas quisieron huir del estadio, luego de una invasión de campo de los hinchas locales, de Al-Masry, armados con piedras, palos y cuchillos. Testigos luego contaron que hubo otros que fueron arrojados desde las gradas.

Fue en pleno estallido de la primavera árabe y el clima de revuelta popular contra Hosni Mubarak, cuando las barras bravas de los equipos de fútbol eran consideradas por el gobierno como uno de los focos de oposición al régimen.

CONDENAS A MUERTE, RECURRENTE BAJO EL NUEVO GOBIERNO

Luego de la caída de Mubarak, el ascenso de los Hermanos Musulmanes y el derrocamiento de Mohammed Morsi por el golpe de Estado liderado por el general Abdul Fatah al-Sisi (quien luego se presentó a elecciones y fue ungido como presidente, con el 97% de los votos), la justicia del país árabe ha impartido numerosas condenas a muerte cuyo impacto recorrió el mundo.

El año pasado, las más resonantes fueron dos condenas a militantes islamistas. Primero fueron 683 condenas de un solo fallo, en abril, y luego 183 más, apenas dos meses después. En el medio, el ex presidente Mubarak fue condenado a prisión, pero seis meses después fue absuelto de todo cargo. A mediados de mayo, la justicia condenó a muerte a Morsi, primer presidente electo democraticamente en la historia del país, por uno de los cinco cargos en su contra.

Los comentarios están cerrados.

Este portal de noticias usa cookies para mejorar tu experiencia. OK Seguir leyendo